Restaurante | Startups | 28-Jul-20

Primera gran cadena de fast food con un cocinero robótico

La cadena de fast food más antigua de EEUU será también la primera en contar con un asistente de cocina automatizado que prepare hamburguesas y fría patatas.

Redaccion

La cadena de hamburgueserías más antigua de EEUU, White Castle fundada en 1921, y con 365 restaurantes en EEUU, será también la primera en incorporar un cocinero robótico. La firma ha llegado a un acuerdo con la startup Miso Robotics para incorporar Flippy -su asistente de cocina automatizado- en al menos una de sus cocinas, a partir de septiembre. De momento, Flippy se encargará de cocinar hamburguesas y freír patatas.

El mercado global de robots para la industria de la alimentación y restauración movió en 2019 $1.463,7 millones, y se espera que duplique esa cifra, hasta los $3.441,9 millones en 2027, con un crecimiento anual del 11% (RD.Reports and Data). Los principales motores de esta tendencia son el coste laboral, el avance científico, la demanda de industria de la alimentación, la búsqueda de mejoras en la eficiencia y los espacios de trabajo reducidos.

Flippy, el cocinero robótico

En un tiempo en el que la preocupación por la seguridad alimentaria está en alza, la robotización y automatización del back office se perfila como una de las tendencias ganadoras en la Low Touch Economy of Food.

Los responsables de Miso Robotics consideran que este tipo de cocinero robótico ayudarán a reducir los riesgos. Si los ejecutivos de negocios de restauración ya se estaban planteando soluciones de automatización para sus cocinas en un futuro más o menos próximo, «la pandemia ha acelerado las cosas. Desde marzo, los restaurantes realmente están pensando en el futuro y en cómo será la nueva normalidad» afirma Buck Jordan, CEO de Miso Robotics.

Dotado de inteligencia artificial y de sistemas de visión térmica y 3D, Flippy es capaz de trabajar en colaboración con los empleados, decidir cuándo girar una hamburguesa, o detectar cuando la carne no está suficientemente cocinada. También puede decidir el momento más adecuado para poner a freír las patatas, en función de los pedidos, de forma que se sirvan siempre recientes.

Reducir riesgos, ¿y personal?

Gracias a ello, explican desde Miso Robotics, reducirá la exposición de los trabajadores a los alimentos durante el proceso de cocinado. Además, será más fácil mantener las distancias de seguridad en el backoffice. Puesto que Flippy, también se integra con el TPV y los sistemas de comandas, los responsables de White Castle consideran que sus empleados podrán ser derivados a tareas más relacionadas con la atención y la experiencia de cliente.

Flippy es el primer chef robótico que aprende de su entorno y adquiere nuevas habilidades

O quizá a analizar y los múltiples datos que Flippy irá recogiendo en la nube y que le permitirán aprender con el tiempo. Miso Robotics afirma que su asistente de cocina robótico es el primero capaz de aprender de su entorno y adquirir nuevas habilidades con el tiempo, por ejemplo «observar» qué está ocurriendo en diferentes partes de la cocina y coordinar las actividades.

«Como en muchos otros sectores, la industria de la restauración se ha visto impactada por la pandemia Covid-19, y se ha visto forzada a reexaminar las operaciones de negocio y las mejores prácticas», explica el comunicado de White Castle.

Ya habíamos visto una versión anterior de Flippy en 2018 que se instaló en el estadio de los Dodger y en el restaurante Caliburger de Los Ángeles. Sin embargo, entonces el asistente de cocina robotizado todavía resultaba demasiado lento. Si la prueba piloto de este otoño funciona, White Castle planea extenderlo a lo largo de los establecimientos de la cadena.


¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *