Ecosistema | Startups | 17-Sep-19

La innovación de valor requiere un enfoque abierto, colaborativo y orientado al consumidor

El 80% de los nuevos productos fracasan. Debemos explorar nuevas formas de abordar la innovación en el sector, algo que supone un reto para todos los que formamos…

Héctor Barbarin Director General del CNTA

Las corporaciones, hoy más que nunca, tienen la obligación apostar por la innovación. Sin embargo, en un mundo que cambia tan rápidamente como el actual resulta en ocasiones difícil saber por dónde empezar y hacia dónde ir. Una metodología abierta y colaborativa permite a las empresas ir más allá de sus límites y cooperar con otras organizaciones, profesionales externos, startups, centros tecnológicos o universidades con el objetivo de conseguir una innovación de mayor valor, capaz de dar respuesta a las demandas de los consumidores.

Éstos están cada vez más en el centro de la toma de decisiones gracias a una estrategia enfocada en la co-creación en la que se les hace partícipes desde el inicio. No debemos olvidar que el 80% de los nuevos productos que se sacan al mercado fracasan, por lo que parece necesario explorar nuevas formas de abordar la innovación en el sector, algo que supone un reto para todos los que formamos parte de él.

Una metodología abierta y colaborativa de innovación permite a las empresas ir más allá de sus límites

La innovación abierta es un concepto que acuñó en el año 2003 Henry Chesbrough, Decano de la Haas Business School de Berkeley. Este enfoque de abordar la innovación permite a las empresas abandonar los procesos que solo se nutren de recursos internos y adoptar otros que apuestan por una mayor implicación de talento proveniente del exterior.

Desde CNTA, Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria, llevamos trabajando en el sector agroalimentario desde 1981 y colaborando con empresas desde entonces, y sabemos lo importante que es para éstas llevar a cabo una innovación orientada al crecimiento y que les permita aumentar su competitividad en el mercado. Los años de experiencia nos han demostrado que, la mejor manera de hacerlo, es desde un enfoque abierto, colaborativo y orientado al consumidor.

Por todo ello, y con el ánimo de impulsar una innovación de mayor valor en el mercado, que llegue realmente al consumidor en forma de nuevos alimentos, nuevas formulaciones y funcionalidades, productos con menos azúcares, grasas y aditivos, nuevas tecnologías que aporten más transparencia en la cadena de suministro o mayor seguridad y calidad alimentaria, entre otros, desde CNTA decidimos impulsar por segundo año consecutivo Food Start Tech.

Food Start Tech une las necesidades de la industria alimentaria con las capacidades tecnológicas de CNTA y las nuevas propuestas que ofrecen las startups

Una iniciativa de innovación abierta apoyada por el MAPA, que busca unir las necesidades de la industria alimentaria con las capacidades tecnológicas de CNTA y las nuevas propuestas y soluciones que ofrecen las startups. El pistoletazo de salida de la segunda edición lo dimos con la conformación del Equipo Corporate, un grupo de 14 empresas que lidera el proyecto y que ha sido el encargado de definir los retos, transversales a la industria, y que se abordarán desde un enfoque abierto y colaborativo.

Una vez más, los retos están totalmente alineados con lo que están demandando los consumidores y son transversales a toda la industria. Abordaremos aspectos como: productos con un “etiquetado limpio” sin aditivos y con ingredientes naturales y que además faciliten información sobre el origen y las diferentes fases de la cadena de suministro, la mejora del perfil nutricional de los alimentos con la consiguiente reducción de azúcar, grasa, sal, pero con la textura y el sabor de siempre, productos funcionales que aporten un beneficio para la salud del consumidor, nuevas tecnologías en el ámbito de la seguridad y la calidad alimentaria, las proteínas alternativas a la carne y los subproductos y vertidos, como consecuencia de la creciente conciencia medioambiental y la demanda de sostenibilidad por parte de los consumidores.

La capacidad de adaptación que tengan las grandes empresas a esta nueva situación será la clave del éxito

En la primera edición nos centramos en la organización de actividades para la generación de ideas, así como en la búsqueda de soluciones compartidas para dar respuesta a los retos identificados. El diseño de una etiqueta inteligente para conocer el origen y la historia de los productos, el desarrollo de una línea de salsas-acompañamientos para platos de pasta, arroz o verduras aptos para veggies y la creación de una startup que desarrolle soluciones de control de materia prima a partir de tecnología NIR e hiperespectral para obtener de manera fácil, y en tiempo real, una medida rápida de parámetros analíticos relevantes para la toma de decisión, fueron algunas de las propuestas a las que estamos dando forma a lo largo de la segunda edición con el objetivo de hacer tangibles las ideas.

Para CNTA es todo un reto liderar un proyecto de innovación de estas características, pero sabemos que el futuro o, mejor dicho, el presente de la innovación empresarial pasa por interiorizar la necesidad de colaborar con agentes externos y captar talento, en ocasiones, fuera de la propia organización. La capacidad de adaptación que tengan las grandes empresas a esta nueva situación será la clave del éxito.


¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *