Salud y bienestar | Nutrición | 26-Ene-16

La botella inteligente de Gatorade reinventa el concepto de bebida deportiva

La firma de bebidas deportivas Gatorade está trabajando en un proyecto con el que pretende reinventar el concepto de bebida deportiva. Y no, no se trata de un…

Beatriz Romanos

La firma de bebidas deportivas Gatorade está trabajando en un proyecto con el que pretende reinventar el concepto de bebida deportiva. Y no, no se trata de un nuevo sabor o de añadir funcionalidades a sus actuales refrescos isotónicos. La idea de la compañía americana comienza por la mismísima botella que se convierte en el centro de un sistema inteligente de hidratación personalizado para cada deportista y manejado, claro, a través de una app movil.

Vayamos por partes. Cada botella rellenable estará dotada de un tapón con un chip que estará ligado digitalmente a un jugador específico. La aplicación móvil con la que está vinculado será capaz de calcular el nivel de sudoración del individuo durante el ejercicio, cuánto sodio pierde y cuánto tiene que beber para mantener un rendimiento óptimo. Por otro lado, cada botella podrá rellenarse con una fórmula personalizada correspondiente a los niveles y tipo de sudoración de su usuario. Otro chip y una pequeña turbina en la boquilla miden cuánto bebe el deportista en cada sorbo, mientras que un indicador led le indica el ritmo al que debe ingerir la solución preparada para alcanzar el objetivo que se ha propuesto. Éste es, según Gatorade, el futuro de la hidratación deportiva.

Gatorade_smart_bottle_techfoodmagEste proyecto forma parte de la iniciativa liderada por el director general de Gatorade, Brett O’Brien, que se apoya en la tecnología para dar un giro realmente innovador a su compañía, cuyas ventas habían descendido hasta un 18%, asediada por la competencia de nuevas bebidas como Red Bull, VitaminWater o Monster. Para algunos, Gatorade, que nació hace 50 años en la Universidad de Florida, se había convertido más en el remedio contra la resaca, que en un producto premium para consumidor especializado. Y ese es el objetivo que se plantea O’Brien, «volver a colocar a Gatorade en una marca deportiva de élite, a la altura de Nike. No se trata solo de cuota de mercado, se trata de satisfacer las necesidades de los clientes, y los nuestros, son los athletas.»

Gatorade comenzó observando cómo utilizaban sus productos los deportistas. Y vio que algunos añadían mezclas de sodio y otros aditivos a sus bebidas, según sus necesidades particulares. A partir de ahí, la compañía está buscando la forma de facilitar esta tarea creando 12 fórmulas diferentes que se presentan en pequeñas cápsulas para mezclar con agua y que se usarían en las nuevas botellas inteligentes. Las fórmulas varían en cuanto a niveles de carbohidratos, calorías y electrolitos para optimizar la recuperación de fluidos. Para saber cuál es la adecuada para cada atleta, la marca ha desarrollado un conjunto de productos y tecnologías con los que medir y seguir los datos de cada individuo. Por ejemplo, un peso inteligente, conectado con una tableta y un programa que cataloga el peso, los tiempos e intensidad de entrenamiento de un deportista y le ofrece recomendaciones sobre la ingesta de líquido e hidratos de carbono. O un parche dotado de tecnología NFC, que analiza el sudor del individuo y, a través de la plataforma con la que se conecta, determina su tipo y, en función de ello, la necesidad de sodio, electrolitos y otros fluidos.

[pull_quote_left]Si quieres ser
una marca premium, tienes que ofrecer personalización[/pull_quote_left]Todas estas tecnologías han sido desarrolladas por el Gatorade Sports Science Institue e impulsadas por el incremento del 40% en I+D que la compañía matriz, PepsiCo, ha realizado de 2011 a 2015.
En la actualidad, Gatorade está realizando las pruebas de campo en diversas universidades y entre deportistas y equipos profesionales de diferentes disciplinas. Entre ellos, el FC Barcelona, la selección nacional de futbol de Brasil o los Celtics de Boston.

Xavi Cortadellas, global innovation and design senior director (que se unió la marca en 2011 después de 11 años en Nike), considera que el giro hacia la personalización era inevitable, teniendo en cuenta el incremento de información y datos que somos capaces de obtener en relación con la práctica deportiva. «Si quieres ser una marca premium y jugar en esa liga, tienes que ofrecer personalización.»

Según el plan de Cortadellas, una primera versión de la botella inteligente de Gatorade estará disponible a mediados de este año. Probablemente en el entorno profesional ya que podrá ser personalizada con la imagen de equipos, nombre de jugadores, etc.

Estamos en año olímpico, ¿La veremos en las canchas de Río? Seguro que no será la única apuesta Sports FoodTech que nos brinden los juegos cariocas.

 

 


¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *