Tecnología | Supply Chain | 17-Jul-19

Hacia la inteligencia distribuida de la alimentación

La inteligencia distribuida está creando una nueva ola de innovación con impacto disruptivo en el sistema de alimentación de las próximas décadas.

Michael Wolf Fundador de The Spoon y Smart Kitchen Summit

En los últimos años estamos viendo como el concepto denominado Edge Computing se ha popularizado en el ámbito de la tecnología. Y es debido principalmente a que tecnologías como Internet de las Cosas han incrementado la necesidad de potencia de computación en cualquier sitio. De forma que los “antiguos” sistemas centralizados basados en servidores e incluso los sistemas en la nube (cloud computing) resultan demasiado lentos y escasos de potencia en el mundo conectado de hoy.

Inteligencia distribuida de la alimentación

Y os preguntaréis,  esto, ¿por qué le importa a la industria de la alimentación? Pues precisamente porque, al igual que el propio Internet, toda la cadena de valor de la alimentación, desde las grandes organizaciones agrícolas, a los fabricantes o la distribución, han sido históricamente un sistema centralizado.

En la distribución de alimentos, los robots y la microfabricación digital comienzan a abrirse camino en diferentes tipos de establecimiento. En el ámbito de la restauración, estamos empezando a ver sistemas automatizados y robots que crean hamburguesas con la calidad de un Chef estrella Michelín. Y en el hogar, somos testigos de la emergencia de tecnologías digitales para cultivar y preparar alimentos y bebidas más allá de las capacidades tradicionales del cocinero doméstico.

Solo en los últimos años hemos visto avances en robótica hasta el punto de desarrollar nuevas capacidades en la creación de alimentos

Este cambio, puede describirse como la gran descentralización de la inteligencia de la comida. Software, automatización, IoT y otras tecnologías digitales están revertiendo una tendencia centenaria hacia la concentración de poder e inteligencia de los sistemas de alimentación.

Vemos ejemplos en todas partes. En la reciente feria Speciality Coffee Expo, una startup llamada Bellwether, mostró como están trasladando el tostado de café de una instalación central a la propia cafetería, gracias a sus tostadores digitales.

En nuestra reciente conferencia sobre robótica en la industria de la alimentación, Articulate, hablamos de cómo la robótica y la automatización  están acercando la microfabricación hasta la propia tienda, a través de máquinas de vending que ofrecen ensaladas recién hechas o llamativos robots que montan hamburguesas.

Por supuesto, la automatización ya ha tenido su recorrido en la industria de la alimentación, pero principalmente en entornos centralizados. La novedad hoy son los avances en software, sensores y robótica que mimetizan algunas de las cosas que solo una persona había sido capaz de hacer hasta la fecha.

La tecnología nos está capacitando para hacer cosas con la comida al final de la cadena, antes imposibles

El inversor Avidan Ross, comentaba recientemente que, aunque hemos automatizado la producción de alimentos durante décadas, solo en los últimos años hemos visto avances en robótica hasta el punto de desarrollar nuevas capacidades en la creación de alimentos.

En la misma línea se pronunciaba el responsable del área de robótica de Google, Vincent Vanhoucke, en Articulate. Su equipo está trabajando en tomar las cosas que los robots hacen bien -como moverse- y unirlo a los avances en visión computerizada y Deep Learning, para crear robots más útiles en el complicado mundo real. Y resulta que la comida, con sus diferentes texturas y propiedades es especialmente y complicada.

Resumiendo, la tecnología nos está capacitando para hacer cosas con la comida al final de la cadena, antes imposibles. Si es resultado de los avances en software, en vehículos autónomos, Inteligencia Artificial o cualquier otra tecnología, no importa. Lo que importa es que el mundo de la alimentación está viendo la emergencia de una inteligencia distribuida que está creando una nueva ola de innovación que continuará teniendo un impacto disruptivo en el sistema de alimentación en las próximas décadas.

Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *