Startups | Ecosistema | 17-May-19

Seeds&Chips 18: En busca del Tesla de la Alimentación

Son ya cuatro ediciones de Seeds&Chips. El evento sobre food tech y food innovation pionero en Europa, que nació en 2015 al abrigo de la gran Expo Milan, dedicada específicamente…

Beatriz Romanos

Son ya cuatro ediciones de Seeds&Chips. El evento sobre food tech y food innovation pionero en Europa, que nació en 2015 al abrigo de la gran Expo Milan, dedicada específicamente a la alimentación. Año a año, hemos visto como se asentaba y evolucionaba al hilo de las tendencias. Y año a año, la organización ha hecho un esfuerzo por traer hasta la capital lombarda lo más granado de la industria Food Tech a ambos lados del Atlantico.

Si hay algo que hemos palpado en esta última edición de Seeds&Chips, es el cómo la curiosidad no solo por la innovación en el ámbito de la alimentación se ha tornado en interés real y activo. Y no solo sino por el qué, sino por cómo, y las fórmulas para acelerarla o hacerla más efectivo.

No se trata ya solo de las ideas de unos cuantos “visionarios” (con ese matiz algo despectivo que carga a veces esta palabra), sino que el mensaje, el espíritu, y por qué no decirlo, también el miedo a ser “disrumpido”, ha calado en las capas más profundas de marcas y retailers (figura que, por cierto, echamos en falta en otro gran encuentro del sector Future Food Tech San Francisco). Pero también de otros actores que alrededor de este mar revuelto, y lleno de peces grandes y pequeños, ven cada vez más claras las oportunidades: inversores y consultoras estratégicas.

El mercado estimado de Food Tech en 2020 es de $250.000 millones

Junto a productos más mediáticas, como las carnes de laboratorio o los alimentos a base de insectos, se suman propuestas basadas en tecnologías y disciplinas más complejas como blockchain, IoT, biotecnología, nutrigenética… También el esfuerzo por identificar otros alimentos (a veces súper otras, simplemente olvidados) que aumenten la variedad y riqueza de nuestra dieta. Todas ellas buscan dar respuesta a retos del planeta y de las personas o nuevas necesidades generadas por la evolución de los estilos de vida. Desde erradicar el hambre o la obesidad, hasta recuperar la confianza de los consumidores o definir el comercio del futuro… Desafíos complejos, para los que probablemente no sirven solo soluciones específicas, sino una visión holística. Cada año, Seeds&Chips pone su granito de arena en este fantástico caleidoscopio que es la industria FoodTech.

Destaco aquí algunas pinceladas e impresiones de lo que ha sido Seeds&Chips 18.

El debate de la innovación abierta – acelerar la innovación

La transformación que está afectando a sector de la alimentación y retail está cambiando las dinámicas internas de toda la cadena de valor. El mercado estimado de Food Tech en 2020 es de $250.000 millones, según Deloitte. Protagonistas de este movimiento son las startups que en los últimos dos años han recibido inversiones por valor de $1.800 millones, en 381 operaciones, algunas lideradas por las grandes marcas del sector.

Seeds&Chips ha querido prestar especial atención a este fénomeno a través del panel “La arquitectura de la disrupción: revisitar la innovación abierta”, con la participación de Nestlé, Givaudan, Food-X, Deloitte, CDP Equity y GrowITup.

La innovación en alimentación, la tarea de responder a los grandes retos, ya no es cuestión de esfuerzos individuales. Será tanto más efectiva en la medida en que sea innovación abierta, o más bien, innovación colaborativa. Su éxito dependerá de encontrar los partners adecuados – especialmente el encaje perfecto entre corporaciones startups-, y la fórmula que aporte valor mutuo y equilibrado a ambas partes. Para ello es importante identificar las diferentes fases de la innovación y qué tipo de acción es la más adecuada en cada una de ellas. Desde el scouting de ideas, de soluciones, de startups o de productos, hasta el apoyo en el desarrollo o la comercialización de los mismos.

El crecimiento vendrá de la colaboración

A veces, ese papel de conexión lo juegan agentes externos como las aceleradoras o los propios inversores. Aunque, en última instancia, es la corporación la que ha de hacer un ejercicio honesto de fijación de objetivos y prioridades, que se convierta en la columna vertebral de su estrategia de innovación.

La consultora Deloitte ha aprovechado la cita milanesa para presentar Food Forward, su la aceleradora especialiada en Food Tech y Retail. Con sede en Milán, cuenta con tres grandes Partners corporativos en esas áreas (Finiper, Amadori y Cereal Docks) y acaba de comenzar su fase de captación de startups a nivel global.

Alternativas cárnicas: ¿el Tesla de la Industria de la alimentación?

Dos ideas nos llevamos de este Seeds & Chips. Las alternativas cárnicas son un mercado real, creciente y, por tanto, una oportunidad de negocio cada vez más atractiva. Y, ya no son solo cosa de los visionarios de Silicon Valley soportados por inversiones millonarias.

El mercado «plant based» alcanzará más de $300.000 millones en 2054

Las alternativas a la carne, especialmente en la modalidad “plant-based”, brotan en todas las geografías, no requieren siempre de grandes inversiones en biotecnología, inteligencia artificial o big data. Métodos puramente culinarios –basados en el concepto de biomímica- e inversiones “modestas” (500.000$) pueden ser suficientes para crear un buen producto.

El mercado de productos basados en proteínas vegetales se estima en más de $300.000 millones en 2054, según Lux Research. Otro dato que apoya esta tendencia es que el 50% de los millenials -en EEUU- comen alternativas cárnicas de origen vegetal, varias veces por semana, cuando sólo el 5% de ellos se declaran veganos. De hecho, hay quien opina que las alternativas a la carne serán “El Tesla de la Industria de la alimentación”, (Jeroen Willemsen, The Protein Cluster)

Quizá por ello hemos visto proyectos europeos (solo en Holanda hay 168 iniciativas), japoneses, incluso australianos haciéndose un hueco en el mercado. Eso sí, ya sean súper tecnológicos o mediante técnicas más sencillas, los productos deben responder a tres características básicas para triunfar: sabor, textura y precio. El objetivo, según Seth Goldman, presidente ejecutivo de Beyond Meat, “transformar la sección de carne en la sección de proteína». Y no solo en EEUU, ya que Goldman aprovechó la ocasión para anunciar su próximo desembargo en Europa.

Hemos tenido la oportunidad de charlar con Dan Altsschuler Malek, Sr. Venture Partner de New Crop Capital, fondo especializado en alimentos alternativas a la carne animal. En esta conversación que publicaremos próximamente, repasamos este mercado con más detalle.

Insectos, paso a paso hacia el «new normal»

Aunque en la mitad del planeta se trata de un alimento común, en la otra mitad todavía hay barreras culturales para esta alternativa proteínica. Sin embargo, si hemos de juzgar por la cantidad de empresas que van sumando sus propuestas a la oferta, cada vez con mayor imaginación, tenemos que pensar que es un mercado en alza. Desde las ya conocidas barritas o pasta a base de harina de insectos, hasta la tarántula o el escorpión con chocolate, pasando por el alimento para mascotas, todo un mundo por descubrir. Filosofía detrás de Future Food Shop, un pequeño retailer especializado en estas y otras peculiares propuestas. Anéctoda, quizá, pero que cumplen su labor para llamar la atención sobre este tipo de alimento. Como afirma una de las marcas presentes, Sens, el objetivo es que comer insectos sea «the new normal».

Transparencia, trazabilidad… cuestión de confianza

“Los consumidores buscan transparencia, y ésta, debe ser total y en todos los aspectos. Si no, estás perdido.” Son palabras de Howard Shultz, CEO de Starbucks, protagonista de la sesión inaugural de Seeds&Chips 18. Confianza que también se perfila como clave para el amenazado negocio del retail, según Fabio ZiessmanDirector de Innovación de NX-Food (METRO AG), y que para lograr “es necesario invertir en seguridad, transparencia y trazabilidad”.

Los consumidores buscan transparencia, y ésta, debe ser total y en todos los aspectos. Si no, estás perdido.

¿Y cómo se consigue, además de con voluntad real? Blockchain vuelve a reclamar protagonismo aquí, aunque por sí misma, esta tecnología no es capaz de cubrir toda la cadena de valor de la trazabilidad. Especialmente en el punto crítico de la entrada de datos a la cadena. Pero, tal y como ocurriera con Internet, ya van apareciendo soluciones que van cubriendo con capas de valor esta red distribuida de información con el objetivo de conseguir una trazabilidad “del campo a la mesa”.

Un ejemplo es Origin Trail, compañía letona que ha creado un protocolo para asegurar la interoperabilidad de los ERPs de los operadores de la cadena de suministro, con Blockchain. Tres son los casos de uso principales: Integridad de la cadena de suministro, es decir asegurar que los datos introducidos en el sistema son fiables e inalterables de principio a fin. (Importante no solo en mercados como la alimentación sino otros como los diamantes o los bienes de lujo). La gestión de la cadena de suministro, para lograr eficiencias operativas. Y el cumplimiento regulatorio. Esta startup, ya está realizando pruebas con Walmart, uno de los retailers más activos en este campo.

En un entorno más B2C, ideas como integrar una marca de agua digital (Trust) en el etiquetado o la carta de un restaurante abren la puerta a la imaginación para jugar con a la “historia trazada del producto”.

El gran momento del retail

Así en Future Food Tech echamos en falta la participación y la visión del retail, en Seeds&Chips siempre ha tenido un papel protagonista. Y no es para menos, ya que se trata de uno de los segmentos de la cadena de valor de la alimentación más amenazado por la disrupción y que con más ahínco está buscando alternativas en la batalla por la experiencia de usuario, el reposicionamiento de sus locales físicos y la confianza del consumidor.

Con 3.600 millones de personas online, la transformación digital está impactando todas las industrias. Dos empresas, lideran este movimiento, Amazon y Google. ¿Qué opciones tienen los retailers tradicionales frente a este empuje?

¿Harán blockchain o Alexa innecesarios los supermercados?

Según Fabio Ziemssen, será clave la confianza, basada en la seguridad alimentaria, la trazabilidad y la transparencia. “La integración vertical nos permitirá mostrar cómo la comida se produce, cómo se prepara. Y hacer la experiencia más personal que lo que ocurre en el mundo online. Debemos apoyarnos en las tecnologías para facilitar esas nuevas experiencias”.

La tecnología, está disponible para todas las empresas, incluso las pequeñas. Eso significa, según Fabio Vaccarono, DG de Google en Italia, grandes oportunidades “cualquier compañía puede convertirse en multinacional y digital”. Otros ven el cielo algo más oscuro, al vaticinar que tecnologías como blockchain o Alexa harán completamente innecesarios los supermercados. Quizá, quedarán relegados a una función de tienda de conveniencia.

Salud para las personas… y el planeta

La salud es uno de los grandes drivers de la innovación en alimentación. Y según Gunhild Stordale, fundadora de la Eat Foundation, “lo que es bueno para las personas, tiende a ser bueno para el planeta. De hecho, si el mundo cambiara a una dieta saludable, reduciríamos las emisiones un 70%”.

Todo un reto de cambio cultural y de hábitos. Mientras llega, otras opciones intentan ponérnoslo más fácil. La combinación de food delivery, meal kits, y y kits de análisismédicos (sangre, saliva, genéticos) domésticos cada vez más asequibles, está permitiendo la eclosión de soluciones de alimentación personalizada. Como el test de Allelica, que por 169€ permite conocer el metabolismo y adoptar una alimentación personalizada.

 Algas… hasta en la sopa y más allá

La búsqueda de nuevos alimentos alimentos cargados de propiedades para la salud mantiene su pulso. Las algas siguen pisando fuerte en todos sus formatos. Completas, como sustitutivos de la pasta o el bacon (Seamare), del huevo (mayonesa The Good Spoon), incorporadas en otros alimentos (pasta, barritas), en polvo o incluso con su propio dispositivo doméstico tipo DIY. (Spyrugrow). Se consideran una gran fuente de nutrientes, algunas microalgas, como la espirulina, contienen hasta un 65% de proteínas fácilmente asimilables por los humanos, minerales, pigmentos… y –de momento- muy sostenibles. Requiere 300 veces menos tierra de cultivo, 50 veces menos agua y 300 veces menos energía, que la cría de vacas, por citar algunos parámetros.

El cacao es el nuevo… café

La propuesta de Chokkino es llamativa, no tanto por el producto que es un viejo conocido – el cacao- como por el hecho de que se plantee como un sustituto del café, y quien lo proponga sea una startup italiana, cuna del expreso. La propuesta incluye un sistema de máquinas tipo expreso capaces de disolver el polvo de cacao 100% puro, servido en cápsulas. Ni leche, ni azúcar ni espesante. Una pequeña dosis cargada, sin embargo, de más antioxidantes que el té verde, el vino tinto y las bayas de goji, juntas, magnesiofibrapolifenoles. Y que promete despertar sin excitar.

  • Ejemplo de lista
  • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
  • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
    • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
    • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
      • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
      • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Si deseas ampliar la información sobre lo visto y debatido en Seeds&Chips 18, puedes contactar conmigo en [email protected]

Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *