Ecosistema | Tecnología | 23-Dic-21

Las tecnologías emergentes más relevantes en 2021

Analizamos las tendencias basadas en tecnologías emergentes que más afectan a la forma de producir y consumir alimentos.

Salomé Robbert
5/5 - (4 votos)

La tecnología avanza a un ritmo muy acelerado Las soluciones emergentes que ofrece se incorporan cada vez a más sectores y se encuentran al alcance de cada vez más usuarios. Estas soluciones que ofrecen las tecnologías punteras trazan la línea de las tendencias que marcan la pauta a escala global.

El Foro Económico Mundial ha publicado su lista anual de tecnologías emergentes con mayor impacto positivo a nivel global. Algunas de estas tendencias se relacionan con nuevas formas de producir y consumir alimentos.


Descarbonización: disminución de emisiones, km 0 y zero-waste

Cada vez es más evidente y conocida la repercusión que tiene el aumento de los gases de efecto invernadero vertidos a la atmósfera sobre la salud medioambiental, especialmente el dióxido de carbono. Es por ello que los Estados se han comprometido a reducir drásticamente su huella de carbono.

Por otro lado, las empresas deben asumir medidas acordes a estos objetivos, debido a la actualización de leyes relacionadas con las emisiones. Además se aprecian cambios en las preferencias de los consumidores, que buscan organizaciones comprometidas con el medio ambiente y la sociedad.

La descarbonización conlleva a un menor consumo de carne y a las tendencias «km 0» y «zero-waste»

Se percibe un auge de dietas plant-based y una disminución del consumo de alimentos de origen animal: España ha pasado de un 8 a un 13% de personas adultas con una dieta «veggie», según el estudio de Lantern «The Green Revolution».

Las empresas se están poniendo manos a la obra en la elaboración de proteínas alternativas que logren satisfacer las necesidades del consumidor, mientras que reducen su huella de carbono.

Heura Foods es, a nivel nacional, una de las startups más populares de este mercado en crecimiento. Se trata de una empresa dedicada a la producción y comercialización de»carne» plant-based y que trabaja por lograr ese concepto conocido como Fully Mimic. Junto a ella, han nacido numerosas empresas en esta línea como Zyrcular Foods, Sanygran, Tunato, entre otras.

Heura ha elaborado diferentes campañas a favor de la «carne» vegetal, utilizando datos sobre la huella climática que genera la carne.

Campaña de Heura «¿Qué pasaría si…?»

Además de la tendencia por reducir el consumo de carne, cada vez se populariza más el concepto Km 0. Aumenta el interés por parte del consumidor por consumir alimentos locales y las empresas tratan de reducir al máximo las distancias que recorren sus productos. Es por ello que aparecen startups como Ubbora, que se encarga de acercar a pequeños productores y consumidores finales de la misma zona geográfica.

Entre las tecnologías emergentes relacionadas con la descarbonización, se encuentran otros conceptos como el Zero-waste, en el que las empresas tratan de compensar su huella de carbono mediante actividades como la plantación de árboles. Por ejemplo, la empresa Boxed Water fabrica envases respetuosos con el medio ambiente y, además, contribuye con organizaciones dedicadas a reforestar los bosques.

Sostenibilidad en cultivos: autofertilización e hidrógeno verde

No cabe duda de que la alimentación plant-based es más respetuosa con el medio ambiente que aquella que abusa de los alimentos de origen animal. Sin embargo, muchos de los cultivos que conocemos también pueden contaminar.

Todas las plantas requieren nitrógeno y, en muchas ocasiones, la cantidad presente en el ambiente no es suficiente para su crecimiento. En tales casos, es necesario recurrir a fertilizantes nitrogenados. Además, una gran mayoría de cultivos, entre los que se incluyen los cereales, no son capaces de asimilar el nitrógeno molecular, sino que necesitan esta molécula en forma de compuestos amónicos.

Por tanto, estos fertilizantes se producen mediante una reacción química que convierte el nitrógeno en estos compuestos amónicos. Para ello, se necesita hidrógeno molecular, que es obtenido a partir de combustibles fósiles.

La producción de fertilizantes nitrogenados genera alrededor del 2% de las emisiones de carbono

Según datos de la FAO, la agricultura requiere alrededor de 110 millones de toneladas anuales de fertilizantes nitrogenados y su obtención supone un alto coste energético. La producción de estos fertilizantes emite cerca de un 2% de las emisiones de carbono a nivel mundial.

Algunos cultivos, como las leguminosas (soja, lentejas, alubias..) son capaces de obtener nitrógeno en forma amónica gracias a una simbiosis entre sus raíces y las bacterias del suelo. Estas bacterias realizan la reacción química de manera natural. Por lo tanto, no necesitan estos fertilizantes y el impacto ambiental es inferior al de otros cultivos, como el trigo o el maíz.

La diferencia más importante entre las leguminosas y otros cultivos es la presencia de nódulos, un órgano vegetal encargado de la simbiosis con las bacterias que se encuentran en el suelo.

Esquema de la fijación del nitrógeno en plantas con y sin nódulo
Esquema de la fijación del nitrógeno en plantas con y sin nódulo

Por lo tanto, la ciencia está centrando esfuerzos en el desarrollo de soluciones que permitan cultivos más sostenibles. Se busca que algunas plantas como las de cereales sean capaz de fijar el nitrógeno de manera natural, como las leguminosas. Gracias a los avances en tecnologías emergentes, la posibilidad de disminuir el impacto ambiental de los cultivos está cada vez más cerca.

Empresas biotech de fertilizantes como Fertinagro o Fertiberia se sitúan a la vanguardia de los avances en agricultura sostenible

Ya hay empresas desarrollando soluciones para estos aspectos. Un ejemplo es Fertinagro Biotech, una empresa turolense dedicada a la producción de fertilizantes. En 2020 patentó una tecnología que pertmitía la fijación del nitrógeno de manera sostenible.

Otro proyecto destinado a reducir el impacto ambiental de los cultivos está liderado por la Universidad Politécnica de Madrid. Se trata de una investigación subvencionada por la fundación de Bill Gates con 5 millones de euros. El estudio se centra en la transferencia de genes a cultivos de cereales para que sean capaces de fijar nitrógeno de forma natural.

Pero además de la fijación del nitrógeno, también se comienzan a emplear tecnologías emergentes para la obtención de «hidrógeno verde». Es decir, hidrógeno a partir de fuentes renovables en lugar de combustibles fósiles

Este es el caso de Fertiberia, que junto con Iberdrola, han desarrollado el primer proyecto en el mundo de hidrógeno verde a nivel industrial. De esta manera, consiguen contribuir a la disminución de la huella de carbono en el sector de la agricultura.

Mejoras en la tecnología IoT y repercusión en la cadena alimentaria

Los dispositivos inalámbricos que conforman el internet de las cosas o la tecnología IoT constituyen la columna vertebral de un mundo cada vez más interconectado. Pero esta tecnología no solo mejora la vida de las personas en sus hogares, también ayuda a mejorar la producción alimentaria, contribuyendo a crear prácticas agrícolas con menor necesidad de agua, plaguicidas o pesticidas.

La empresa Hispatec ofrece soluciones basadas en el internet de las cosas para monitorizar empresas del sector agroalimentario. Ha desarrollado soluciones para el sector como el reconocimiento facial de los empleados en la entrada o una app móvil para monitorizar cualquier aspecto de la cosecha a tiempo real. Esta app controla la trazabilidad y la eficiencia de la producción agrícola.

Eslabones de la cadena alimentaria donde Hispatec ofrece soluciones basadas en tecnología 4.0
Eslabones de la cadena alimentaria donde Hispatec ofrece soluciones basadas en tecnología 4.0

Además, la tecnología IoT permite proporcionar tranquilidad al consumidor final, ofreciéndole información sobre aspectos de su interés, como la calidad de los alimentos que ingiere.

La empresa IoTense centra su actividad en ofrecer soluciones personalizadas para garantizar la calidad de la producción, gracias a la interacción de las tecnologias IoT y Big Data. Algunas de sus solcuiones se han dado en alimentos como el café, la cerveza o el agua, garantizando que los parámetros de calidad (temperatura, pH, concentración de sólidos..) son los adecuados.

Gracias a las tecnologías emergentes, las soluciones basadas en el internet de las cosas podrán ser más rápidas y eficientes. La llegada del 5G está ayudando a que los procesos controlados por tecnología IoT sean aún más precisos y eficientes.

La fusión 5G IoT es un nuevo avance que permitirá una mayor velocidad en la tecnología. Asimismo, permitirá a los usuarios un mejor manejo de sus datos a tiempo real, traduciéndose en una producción de alimentos más controlada, eficiente y con mayor calidad.

Salud a la carta: mejoras en nutrición de precisión y personalizada

La fabricación farmacéutica de flujo continuo ya es una realidad. Esto significa que a dia de hoy podría ser posible fabricar medicamentos en un corto periodo de tiempo hechos a medida para el consumidor que los requiera. De esta forma, se podría garantizar una mayor efectividad de los fármacos.

Además, las tecnologías emergentes ofrecen soluciones centradas en el envejecimiento saludable y en mejorar la precisión de los diagnósticos. Debido a esto, se percibe un aumento en la demanda de productos que mejoren la calidad de vida de las personas, además de disminuir el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

El avance en las ciencias ómicas está permitiendo conocer cada vez con mayor precisión la predisposición de un individuo a determinadas patologías. Por lo tanto, muchos esfuerzos de la ciencia se centran en desarrollar soluciones personalizadas destinadas a la promoción de la salud y prevención de la enfermedad, especialmente desde el punto de vista nutricional.

La nutrición juega un papel clave en la epigenética. Es decir, los nutrientes de los alimentos que ingerimos son capaces de influir en el comportamiento de nuestros genes, aumentando o disminuyendo la probabilidad de padecer una enfermedad genética.

Es por ello que cada vez se encuentran más soluciones basadas en el cuidado de la salud desde la alimentación.

Daytwo es un ejemplo de startup que apuesta por la «nutrición de precisión». Esta empresa se basa en un estudio personalizado de la microbiota intestinal, que continúa en la fabricación de alimentos a medida que favorezcan dicha microbiota.

MyHEALTH WATCHER es otro ejemplo de empresa dedicada al cuidado personalizado de la salud. Cuenta con tecnologías móviles e inteligencia artificial para, basándose en algoritmos muy precisos, recomendar a los usuarios distintos estilos de vida y de alimentación.

Otro ejemplo de esta tendencia es la empresa Viome, que realiza un diagnóstico general de la salud, teniendo en cuenta todo el organismo en conjunto. Viome estudia todos los aspectos de un individuo relacionados con la salud y fabrica suplementos hechos a medida para cada consumidor.

Aspectos tenidos en cuenta en el diagnóstico de Viome
Aspectos tenidos en cuenta en el diagnóstico de Viome

Las tecnologías emergentes son una herramienta impulsadora de negocios y tendencias. La industria alimentaria se va adaptando a ellas a una gran velocidad, cambiando la forma hasta ahora conocida de producir y consumir alimentos.


¿Te ha resultado útil?

5/5 - (4 votos)

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad
Home Lateral

Otros artículos

Una respuesta en esta entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.