Producción | Nuevos Alimentos | 14-Jun-21

Natruly y SillyBilly: snacks saludables, novedosos y con propósito

En un mercado copado de picoteos ultraprocesados, Natruly y SillyBilly se abren camino para cambiar el panorama con productos saludables.

Julia Laich
Rate this post

Pensar en las opciones industriales y elaboradas de picotea que nos ofrece el mercado nos lleva, la mayoría de las veces, a un tipo de snack poco saludable. Galletas, patatas fritas y derivados, chocolatinas, barritas de cereal, etc. se presentan en los lineales del supermercado con frecuencia. Las opciones de picoteo saludable -siempre hablando de productos elaborados- son, por el momento, escasas. Sin embargo, no son inexistentes. Ejemplo de ello son Natruly y SillyBilly, dos empresas dedicadas al desarrollo de snacks saludables, clean label y con un propósito claro: cambiar la manera en la que percibimos la comida de picoteo.

Natruly

Natruly es una empresa fundada por Niklas Gustafson y Octavio Laguia, expertos en marketing y nutrición, respectivamente. Recientemente han lanzado al mercado los Cheesy snacks, un producto novedoso elaborado al 100% con queso gouda. Este se somete a un proceso de deshidratación mediante el horneado y se obtiene como resultado un aperitivo crujiente que no necesita refrigeración. No contiene conservantes y es un producto vegetariano.

Con el lanzamiento de este snack, Natruly avanza un paso más hacia su consolidación como marca de tentempiés saludables. Tanto los Cheesy snacks como sus otros productos pretenden cambiar el mercado donde reinan los ultraprocesados y ofrecer al consumidor una alternativa. “Hemos preguntado a los consumidores españoles y les encanta el picoteo, pero echan de menos tener más alternativas saludables y ricas. Eso es justo lo que queremos ofrecer con los nuevos Cheesy snacks de Natruly y con los nuevos productos en los que ya estamos trabajando y lanzaremos próximamente ”, explica Niklas Gustafson.

Snack saludable Natruly

SillyBilly

En la misma misión se embarcaron Elena Puerta y Rocío Abarca, dos profesionales con experiencia en innovación que encontraban pocas alternativas a la hora de dar un snack saludable a sus hijos. Con el fin de comprender las necesidades del mercado, realizaron un estudio a 250 padres de España de forma online. Entender los elementos imprescindibles y decisivos a la hora de escoger las meriendas de sus hijos fue el objetivo específico de la investigación. Como resultado, obtuvieron cuatro claves: el 90% de los padres aseguraba que los snacks (merienda y almuerzo) han de gustar a los niños; más del 84% declara que las meriendas tienen que ser naturales, sin conservantes, colorantes, aditivos artificiales; casi el 70% declaraba que tenían que ser nutritivas; y el 68% declara que tienen que ser fáciles de llevar.

En base a esto, y tras un periodo de desarrollo de producto complejo, lanzaron al mercado unos cuadraditos horneados de espelta y quinoa con dos sabores: plátano y cacao o grosellas, fresa y arándanos. Dado su éxito y atendiendo a las demandas del consumidor, incorporaron otros dos sabores: mango, piña y naranja, y fresa y manzana con semillas de chía. 

Todos los productos cuentan con una triple aprobación: la de los niños, la de los padres y la de la nutricionista Blanca Calatayud, parte del equipo de SillyBilly. Están elaborados con materia prima procedente de la agricultura ecológica, no tienen azúcares añadidos, ni aceite de palma ni conservantes. La filosofía de SillyBilly es alejarse de los ultraprocesados al máximo.


¿Te ha resultado útil?

Rate this post

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *