E-grocery | E-grocery | 30-Ago-21

El speedy delivery avanza con rapidez en España: analizamos las principales startups del sector

El e-grocery con entregas en 10 minutos crece con fuerza en Europa y el resto del mundo. Analizamos cuál es la situación en España.

Julia Laich

Los cambios en el mundo del e-grocery se producen de manera vertiginosa. Las apps de delivery y las tiendas fantasma crecen día tras día y evolucionan sin aparente dificultad. La pandemia de Covid-19 ha propiciado un modelo de negocio basado en la compra con un simple clic, sin necesidad de salir de casa y con unos tiempos de entrega cortísimos (10 minutos). El fenómeno no ha tardado en llegar a la cesta alimentaria, abriendo una nueva sub-categoría en el segmento: Speedy Delivery. Uno de los segmentos más calientes del momento con abundantes anuncios de aperturas, expansiones internacionales y sustanciosas operaciones de inversión. Como ejemplo, las rondas recientes de Flink (cuyo servicio lanzó apenas hace seis meses ha recaudado $240 millones, tras una ronda en marzo de $52 millones), Bolt (€600 millones) o Getir ($550 millones). Otro de las referencias del sector, por su rápido crecimiento, Gorillas, está en conversaciones para una importante ronda, nada menos que con DoorDash, líder de delivery en USA, y sin presencia en Europa hasta la fecha.

Speedy grocery delivery, servicio basado en la ultrarrapidez y una red de dark stores

En consecuencia, cada vez son más las startups dedicadas a la compra y entrega ultra rápida de alimentos online o speedy grocery delivery. Sus productos están almacenados en tiendas fantasma o dark stores cerradas al público y ubicadas en puntos estratégicos en las ciudades más importantes. El consumidor pide a través de una app y, en la mayoría de las ocasiones, los trabajadores tardan 2 minutos en recoger y empaquetar los productos y 8 en transportarlos hasta el domicilio. Tan solo diez minutos transcurren entre el último clic y tener la compra en casa. 

Las startups de speedy delivery protagonizan algunas de las rondas más sustanciosas de los últimos meses en Europa, y crean unicornios en cuestión de meses

Las startups e inversores han visto en este modelo de compra ultra rápido una gran oportunidad y, más allá de los grandes como Deliveroo, Uber Eats o Glovo, ya son muchos los nombres que resuenan en Europa asociados a la categoría de speedy delivery: Flink y Gorillas de Alemania, Weezy, Jiffy, Dija y Zapp de Reino Unido, Getir de Turquía, Cortilia de Italia, Blok en España o Rohlik de República Checa, entre otras. Así como se expanden en su propio territorio, muchas de ellas ya operan en otros países del mundo y tienen en el punto de mira otros tantos para seguir creciendo.

¿Hay espacio real para todas ellas en el mercado? ¿Cuál es la situación actual en España respecto a la compra de alimentos por internet? ¿Cuáles son las startups que operan en el país? Analizamos los puntos clave.

(También puedes acceder a la entrevista con Magdalena Szuszkiewicz General Manager de Gorillas en España).

Situación del e-grocery en España

Dentro de las diferentes categorías, la alimentación (también se tienen en cuenta los restaurantes) se encuentra en el tercer puesto, tras la tecnología y el entretenimiento, en el ranking de productos que más se han comprado este año. Del mismo modo, la categoría alimentación se encuentra presente entre aquellas por las que los consumidores estarían dispuestos a pagar más a cambio de un servicio de entrega más rápido. Un 42% de los participantes del estudio afirmó estar de acuerdo con este principio.

El 42% de los consumidores está dispuesto a pagar más en productos de alimentación a cambio de un servicio de entrega mucho más rápido

¿Cuáles son las principales startups de speedy delivery que operan en España?

Son varias las startups dedicadas al speedy delivery en España, más allá de grandes como Glovo. Todas operan sobre las mismas bases: dark stores ubicadas en puntos estratégicos de las principales ciudades del país, con entre 1000 y 2000 referencias de productos -muy pocas si lo comparamos con un supermercado convencional-, y entregas hechas por riders en un máximo de 10 minutos. Además, la mayoría de ellas hace especial hincapié en la disponibilidad de producto fresco -siempre envuelto por los proveedores- en sus tiendas fantasma. 

Blok y Getir

España se encuentra en un momento clave: la venta de startups del ecosistema nacional a compañías extranjeras está en plena efervescencia. Un ejemplo de ello es la compra de la startup de speedy delivery barcelonesa Blok -nacida apenas en febrero de este año y fundada por dos ex ejecutivos de Deliveroo- por parte de la turca Getir, que tras su reciente ronda de $550 millones, ha sido valorada en 7.500 millones de dólares. La compra busca la expansión de esta última en España e Italia, donde la startup española ya contaba con diferentes sedes, y una clara intención de instalarse también en Portugal. 

Gorillas

Sin compraventas de por medio, otra de las empresas que pisa con fuerza en España es la alemana Gorillas, la startup europea que más rápido ha alcanzado la categoría de unicornio (nueve meses después de su lanzamiento). Comenzó su actividad en el país en Madrid el 15 de junio y, a día de hoy, ya se encuentra presente en Barcelona, Valencia, Marbella, Alicante, Mallorca y Málaga. En la lista de próximos destinos se encuentran Murcia, Ibiza, Sevilla, Bilbao y Zaragoza. Sus dark stores tienen alrededor de 2000 referencias, buscan trabajar con proveedores pequeños y medianos, de cercanía, con un foco importante en el producto fresco. Su costo de envío es considerablemente bajo: 1,80€, algo que muchos ven arriesgado de cara al futuro. Recientemente se está hablando de la entrada del gigante del delivery en EEUU DoorDash en el accionariado de la compañía. Aunque aún no se conocen los términos del acuerdo, o si se tratará de una adquisición completa, la operación serviría a DoorDash para poner su primer pie en Europa, donde hasta ahora no tiene presencia.

Dija y GoPuff

Otra compra que destaca en el sector es la de GoPuff, compañía estadounidense valorada en 8.900 millones de dólares, que adquirió la plataforma británica Dija hace apenas pocos días. Dija había ingresado recientemente en España y su servicio ya abarcaba el 80% del área metropolitana de Madrid. GoPuff, que también compró otra empresa británica, Fancy, comenzó así su expansión en España y Francia, valiéndose de la red ya formada por las dos startups en lugar de comenzar desde cero. 

Una de las propuestas de valor más interesantes de Dija -aunque desconocemos si GoPuff se mantendrá en la misma línea- era la de funcionar como una empresa de datos. Dar información a las marcas sobre el consumidor y sus hábitos es algo que habían comenzado a poner en práctica con grandes compañías como PepsiCo, Mahou, Heineken o Danone, entre otras. De este modo, las empresas eran capaces de segmentar y lanzar campañas estratégicamente ideadas para sus consumidores.

Rohlik

La startup checa Rohlik aún no está presente en España pero es uno de sus destinos objetivo para el próximo año junto con Italia y Rumanía. Tras una ronda de financiación de serie C de 100 millones de euros, la compañía planea entrar en el mercado alemán comenzando por Munich antes de llegar al sur de Europa. Se diferencia de las demás startups de e-grocery ya que su tiempo de entrega puede llegar a alcanzar las dos horas y su diversidad de productos, sobre todo frescos, es muchísimo mayor -17.000 referencias aproximadamente-, algo que presentan como una ventaja frente a las demás startups.

Bolt

Procedente del mercado de delivery “clásico”, la estonia Bolt busca hacerse un hueco en el segmento on-demand. Para ello, ha captado €600 millones a principios de agosto de Sequoia, Tekne y Ghisallo.


¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *