Compartir
Comidas Completas - Techfood Magazine

Los sustitutos de una comida completa en polvo, en batido o en barritas, también denominadas complete meals o comidas completasno son en realidad nada nuevo. Ni siquiera cuando Soylent lanzó su producto en EEUU, en 2013, era una idea original. Sin embargo, los americanos sí supieron darle un aire nuevo, diferenciarlo de los productos para adelgazar o para deportistas en busca de musculación o rendimiento. Y lo hicieron a base de darle ese aire de alimento para astronautas o hipsters, en el que prima un determinado equilibrio de valores nutricionales y la comodidad, antes que aspectos como el sabor o la experiencia gastronómica.

Comidas completas reinventadas en Silicon Valley…

Y la propuesta encajó con su posicionamiento como alternativa rápida y saludable a los fast foods, y pensada para no detener nunca el ritmo del ajetreado e intenso Silicon Valley. Un entorno laboral que es sinónimo de trabajo duro, eficiencia, foco y optimización. Así que Soylent, se presentó como la alternativa cool, para impulsar esa productividad sin tener que parar para comer.

Feed, con €11,6m de facturación prevista en 2018, cierra una
1ª ronda de €15m

Algunos lo tomaron como algo ocasional, otros como una alternativa definitiva para evitar “perdidas de tiempo absurdas” como ir a comer o a hacer la compra. Sin llegar al extremo del fundador de Soylent , Rob Rhinehart (“Hacer la compra es una pesadilla multisensorial. Nunca más me adentraré en los interminables pasillos en los que el olor a carne en descomposición invade mis fosas nasales, las luces fluorescentes deslumbran mis ojos y pastelosas canciones de amor torturan mis oídos”. 2015, durante la presentación de Soylent 2.0) el concepto ha calado lo suficiente como para dar el salto a Europa.

… se expanden por Europa

Los primeros países en acoger la fórmula de las comidas completas inspiradas por la americana fueron UK, Alemania, Holanda y otros países del interior de continente. Con marcas como Huel (vegana, UK), Saturo (Finlandia), YFood, Bertrand (Orgánicas, Alemania), Jimy Joy (antes Joylent, Holanda), Jake, Queal, Nano, Nutrilent. Una tendencia que se percibe como más difícil de calar en países con mayor tradición culinaria, como Francia, Italia y la propia España. A pesar de ello, también en estos países se han desarrollado marcas locales como Bivo en Italia, Feed en Francia y la española Satislent.

No parece que no les vaya mal. Por ejemplo, la francesa Feed, lleva vendidos más de un millón de kilos de comida en polvo, es decir, unos 6,5 millones de botellas/dosis. A este ritmo, prevé alcanzar unos 11,6 millones de Euros de facturación en 2018. Cifras que no han dejado de llamar la atención de los inversores. Alven y Otium Brands han invertido recientemente €15 millones en la primera ronda de esta startup gala. En un terreno en el que hay numerosos jugadores y el producto final se asemeja bastante, parte del atractivo, de Feed ha sido la comunidad de fans generada en torno a la marca y el sistema de relación que ha establecido.

El usuario medio es hombre de 30 años, con estudios superiores y precupación por la sostenibilidad.

Así que en Europa ha surgido toda una pléyade de startups dedicadas a producir productos para sustituir a una comida a base de polvos, batidos o barritas. Para buscar su punto diferenciador, dentro de lo que es un mismo concepto, los productores de estas comidas completas manejan diferentes opciones en cuanto al tipo de ingrediente principal, de dónde obtienen la proteína (soja, guisante, leche…), los hidratos de carbono (avena, arroz, gofio…), las grasas (aceite de oliva, canola, coco, girasol…), si son veganos, sin gluten u orgánicos; por la variedad de sabores, por ofrecer versiones para diferentes estilos de vida (reducir peso, deporte, etc.) o simplemente por el formato (polvos o producto listo para tomar).

La web BlendRunner hace una comparativa muy exahustiva de ellos que recomendamos no solo para comprobar la enorme variedad que hay más de 50 opciones, sino también para estudiar estas diferencias entre ellos.

El consumidor de comidas completas

Pero ¿quiénes son las personas que optan por estos nutritivos batidos en lugar de una comida real y por qué lo hacen?
Comidas completas-product-test-Techfoodmag-YfoodSegún una encuesta promovida por dos de estas marcas, Queal y Saturo, el usuario medio es un hombre de 30 años, con estudios superiores y precupación por la sostenibilidad. El 52% son flexitarianos o vegetarianos/veganos, y usan optan por las comida completas por conveniencia y por su valor nutricional completo. Generalmente sustituyen una comida diaria, aunque un 13% reemplazan todas sus comidas. El 51% de ellos declara haber usado comidas alimentos completos durante un año o más.

El test de producto de TechFood Magazine

En los últimos meses  hemos tenido oportunidad de probar cuatro de ellos, y compartimos con vosotros nuestra impresión. Qué nos ha parecido su sabor, su textura, sin nos han saciado o no y su facilidad de preparación. No entramos a valorarlos desde el punto de vista nutricional, labor que dejamos en manos de los especialistas, que para eso están.

YFood

Comidas completas-product-test-Techfoodmag-Yfood

Startup con base en Berlin. El ingrediente principal de Yfood es el suero de leche, junto con coco, aceite de canola, almidón de maíz y arroz, o algas. Por lo tanto, no es apto para veganos. Aunque la compañía sí está preparando una versión sin gluten.

Presenta su producto en botellas de 500ml, listo para consumir, con 3 sabores, vainilla, chocolate y café, y un aporte calórico de 500 calorías.

Probamos la versión de vainilla. La textura es muy conseguida, sin grumos ni sensación harinosa, muy parecida a un batido, especialmente si lo tomas frío. Está rico, aunque, se apreciaría un poco más de intensidad de sabor.

Para las pruebas, buscamos ocasiones en las que tuviera sentido este tipo de producto, por ejemplo, en viaje. En la primera ocasión, nos sirvió para evitar la típica parada en carretera.

Sacia suficiente para continuar la marcha y aguantar hasta la próxima comida, o al menos 4 horas. En otra ocasión, lo utilicé como desayuno, para un viaje muy temprano en avión. Sinceramente, me sentí como una boa durante las primeras horas. Quizá con media dosis (250 calorías) habría tenido suficiente, aunque cumplió su objetivo de mantenerme en buenas condiciones durante una larga jornada de trabajo.

Su formato en botella tiene la ventaja de la conveniencia y el inconveniente del peso y espacio, si quieres usarlo con frecuencia en el hogar. Pero podría ser un formato adecuado para el canal retail o vending, por ejemplo.

Queal

Comidas completas-product-test-Techfoodmag-QuealStartup holandesa que presenta sus productos en polvo, con sobres monodosis o para cinco usos. Dispone de una interesante variedad (10) y originalidad de sabores. Plátano, frutos rojos, tarta de manzana, chocolate y avellanas, macchiato, cola… Cada ración aporta entre 600 y 767 calorías, dependiendo de la versión. Sus ingredientes principales son la avena, el suero de leche, maltodextrina de maíz, suero y harina de soja. Cuenta también con opciones veganas, en este caso, con proteína de guisante. Incorpora un vaso mezclador con tapón de rosca, varillas agitadoras y rejilla filtra grumos.

Una vez más, lo probamos en viaje. Sabor plátano, sutil pero reconocible. Se mezcla bien, sin grumos aparentes y si queda alguno, la rejilla cumple muy bien su función. La textura es buena, no tan lograda como el anterior, pero la verdad es que apenas se aprecia el polvo disuelto. Encuentro muy práctico el tapón de rosca, especialmente para cárgalo en la mochila con seguridad de que no se abre y derrama el contenido.

Satislent

Comidas completas-product-test-Techfoodmag-Satislent

La oferta de esta startup española incluye comidas completas en polvo de cinco sabores además de una versión de café con cafeína. Cada ración aporta 670 calorías. En su composición figuran ingredientes como avena, gofio, aceite de oliva virgen, harina de soja y proteína de guisante. Satislent se define como 100% vegana y libre de transgénicos.

Satislent dos ingredientes marcadamente locales y muy interesantes: el gofio y el aceite de oliva virgen, frente a otras grasas como la canola o el coco. Sabores: fresa, vainilla, coco, café y limón.

En esta ocasión, lo hemos probado en un momento de intenso de trabajo, en el que la opción de tener una comida preparada en menos de 2 minutos, y fácilmente consumible mientras continuaba con las tareas del día, resultó muy tentadora y práctica.

La preparación es igual de sencilla que en otros casos, y en su versión 2.0 ha mejorado la disolución del preparado y la textura. El sabor, recuerda a las papillas de galleta de la infancia. El vaso mezclador tiene el sistema de cierre abatible tipo clip que se abre con facilidad.

Jake

Comidas completas-product-test-Techfoodmag-JakePresenta sus comidas completas también en formato de polvos para disolver, y en formato de barritas. Sabores: vainilla, plátano y frutas del bosque. Sus ingredientes principales son la proteína de guisante, la avena y grasas procedentes de girasol y linaza. Cuenta con versiones, ligera, original y para deportistas, que se diferencian básicamente en el aporte calórico, 500, 667 y 750 calorías respectivamente.

El vaso mezclador tiene un cierre de tipo clip, que como he comentado, me parece menos seguro que la rosca. El sabor a frutos del bosque es agradable, se sale un poco de los más tradicionales y se bebe con facilidad. En cuanto a la textura, quizá se nota algo más la suspensión que en otros casos.

Según la citada encuesta, un 25% de los usuarios pierden peso con la utilización de este tipo de comidas completas. Y sus creadores defienden que su composición es equilibrada y saludable. En cualquier caso, -afirman-mucho más que el típico fast food.

Nuestra opinión, sin embargo, es que se trata de productos cuyo uso puede tener sentido en ocasiones concretas, pero quizá no tanto como sustitutos 100% de todas las comidas del día o de una dieta a base de alimentos frescos. En cualquier caso, quien así decida hacerlo, quizá deba seguir algún tipo de control médico.

Compartir
Artículo anteriorProyectamos facturar €2’5 millones en 2019 con Heüra
Artículo siguienteFoodBytes! aterriza en Londres
With an extended background in HighTech companies and Marcom roles, my passion about food and its challenges led me to found TechFood Magazine and TechFood Community. This is the front page of a bigger challenge: bring together the FoodTech ecosystem in the Spanish talking world. I write, speak and consult about Food Tech and investment trends, innovation, startups, food&beverage industry, investors, accelerators and hackathons, etc. I provide updated and timely content and promote channels and events to support and foster food tech industry. But above all, I get a lot of fun discovering all the incredible things technology and innovation can do for Food Industry and for our world.

No hay comentarios

Dejar una respuesta