Ecosistema | | 17-Ene-22

Food (Tech)2 Challengers: Cuatro startups. Cuatro retos

MOA, Sonicat Systems, INGREDALIA y Pink Albatros han formado parte de la primera edición del programa.

Berta López
Valora este post

MOA, Sonicat Systems, INGREDALIA y Pink Albatros. Son las cuatro startups que han formado parte de la primera edición del programa Food (Tech)2 Challengers, liderado por CNTA y financiado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Durante tres meses, han recibido apoyo técnico y científico especializado y estratégico para acelerar sus desarrollos tecnológicos con el objetivo de impulsar la transformación de la cadena alimentaria. 

Seleccionadas entre más de 40 candidaturas, cada una llegó con un reto. Doce semanas después, el desafío se ha convertido en un paso adelante que permite a cada startup abordar la siguiente etapa. ¿Cómo ha sido el proceso de trabajo? ¿Qué aprendizajes se llevan de él las startups aceleradas, más allá del desarrollo tecnológico? 

Bosco Emparanza, Estela Pacheco, Miguel Ángel Cubero y Luke Saldanha (CEOs de MOA, Sonicat Systems, Ingredalia y Pink Albatros, respectivamente) reflexionan sobre su paso por el programa y sobre por qué contar con CNTA como aliado ha sido clave para el avance de sus proyectos.

Además del conocimiento y medios técnicos de CNTA, se valora la predisposición a trabajar con startups, el conocimiento de sus particularidades y una mentalidad abierta, innovadora y dispuesta a compartir el riesgo

Food (Tech)2 Challengers: Del reto a la solución

Reto: Conseguir un secado de proteína más eficiente

Primera edición del programa Food (Tech)2 Challengers, liderado por CNTA

El reto con el que MOA accedió a Food (Tech)2 Challengers era desarrollar y optimizar el método de secado de su proteína – obtenida a partir de subproductos y residuos de la industria alimentaria con técnicas de fermentación optimizadas mediante IA – para que fuera más eficiente en coste y tiempo y mantuviera las características de la proteína. Lograr esa eficiencia y reducción del coste permite ampliar el catálogo de productos en los que utilizar su proteína.

“Teníamos muy poca experiencia en esta parte del proceso y, además, no disponíamos de la tecnología spray drying (o atomización) con la que sí cuenta CNTA y que es la que hemos podido usar” explica Bosco Emparanza, CEO de MOA. La startup ha dado con el método óptimo de secado de su proteína, que mejora el rendimiento en tiempo, temperatura y energía. El método permite además conservar intactas la calidad y propiedades.

Reto: Optimizar la producción de cerveza artesana con ultrasonidos

Primera edición del programa Food (Tech)2 Challengers, liderado por CNTA

Sonicat Systems llegaba al programa con una tecnología patentada de ultrasonidos que actualmente utiliza para evitar la cristalización de la miel. El reto consistía en evaluar la aplicabilidad de esta tecnología para otros casos de uso o en otros alimentos. En concreto, se ha trabajado en opciones para mejorar la eficiencia en la extracción de compuestos de lúpulo en la producción de cerveza artesana, ya que los procesos de lupulado actuales (especialmente en seco o dry hopping) son costosos en agua, energía y materia prima. 

Su paso por Food (Tech)2 Challengers ha servido para confirmar, en fase experimental, que “los ultrasonidos ayudan a romper las células vegetales y extraer los compuestos de los lúpulos y que pasen a la cerveza con menor cantidad de materia prima y tiempos de infusión  mucho más breves, (apenas 6 h cuando el proceso habitual suelen ser varios días), explica Estela Pacheco, CEO de Sonicat. “Como ingenieros, nos faltaba la parte de laboratorio. CNTA nos ha ayudado a diseñar el plan de laboratorio y experimental, así como los análisis”, destaca Pacheco. La participación en el programa también ha permitido a esta startup contactar con cerveceras para validar la tecnología en una matriz real.

Reto: Una nueva línea de proteína vegetal a partir del brócoli

España es el primer exportador de brócoli del mundo. Solo en Navarra se producen cada año 130.000 toneladas. Sin embargo, un tercio de esta cantidad se convierte en subproducto que, actualmente, solo se aprovecha para alimentación animal o usos de escaso valor añadido. Pero una de las características de las crucíferas es su riqueza en proteína: supone entre un 25 y un 30% de su composición. ¿Sería posible recuperar esta fracción proteica de los subproductos y convertirla en ingredientes para productos sustitutivos de la carne y el pescado? Ese fue el desafío con el que INGREDALIA participó en Food (Tech)2 Challengers.

Primera edición del programa Food (Tech)2 Challengers, liderado por CNTA

“Queríamos ver si era viable lanzar una nueva línea de proteína vegetal para producto plant-based, teniendo en cuenta que, con el volumen de producción que hay en España, se podría abordar ese mercado” afirma Miguel Ángel Cubero. “El resultado es bueno: hemos confirmado que es viable y con las primeras condiciones iniciales hemos visto que vale la pena seguir por este camino. Con un proceso no optimizado llegamos a obtener el 41% de proteína en producto final. Cuando se optimice, puede llegar a mucho más: creemos que hasta el 50-60%” avanza Cubero. Esto significaría poner al brócoli al nivel de la soja o el guisante, que aportan entre un 60-70% de proteína, con lo que se convertiría en una alternativa seria para el mercado plant-based. Determinar su calidad y características será el siguiente paso. La base sobre la que construir, ya está asentada.

Reto: Salsa de chocolate vegana, sin gluten ni lactosa, clean label ¡y deliciosa!

La startup de helados veganos Pink Albatros se plantea como objetivo para 2023 entrar en una nueva categoría de helados, frozen novelty, que es la que concentra el mayor porcentaje de consumo, tanto en nuestro país – donde suponen el 61%, es decir, casi dos tercios del volumen de mercado – como a nivel internacional. La integran los llamados helados de una porción, es decir: helados de cono, polos, sándwiches (entre otros), e incorporarla al portfolio es fundamental para convertirse “en un competidor serio” apunta el CEO de Pink Albatros, Luke Saldanha. 

Entrar en la categoría de helados de cono con una opción apta para cualquier tipo de persona requiere de dos elementos: un cono que aporte las mismas características que los tradicionales y una salsa de chocolate compatible con los valores de Pink Albatros y las demandas del consumidor: vegana, sin lactosa, sin gluten, clean label, con una fluidez determinada, y, por supuesto, sabrosa. Este era el desafío de Pink Albatros.  

Para la salsa, en vez de usar emulgentes (la solución tradicional), “trabajamos con ingredientes naturales; cacao, vainilla, azúcar, aceite de coco… hasta encontrar una alternativa al grupo de control, con un rendimiento semejante” cuenta Saldanha. Así, “controlando la temperatura y jugando con distintas proporciones de grasas vegetales y cobertura de chocolate hasta encontrar el equilibrio, conseguimos replicar las mismas cualidades organolépticas y reológicas de las salsas de chocolate tradicionales”. Los siguientes pasos se enfocarán en las pruebas industriales y el escalado. 

En cuanto al cono, Pink Albatros ha trabajado también en diferentes pruebas de laboratorio que ahora deben aterrizar para empezar a experimentar con diversos ingredientes, con 2023 como horizonte de lanzamiento.

Food (Tech)2 Challengers: Aprender para crecer

“Solo no puedes. Con amigos sí” era el lema de La bola de Cristal, el programa de televisión que marcó en los 80 a toda una generación. En el universo foodtech actual, el mantra adquiere nueva relevancia, pues para desarrollar sus proyectos y hacerlos evolucionar, las startups necesitan compañeros de viaje, esos “amigos” con los que conseguir lo que solas no serían capaces de alcanzar. Para las cuatro participantes del Food (Tech)2 Challengers, ese amigo ha sido CNTA, cuya predisposición a trabajar con startups y el conocimiento de su funcionamiento, necesidades y particularidades han sido especialmente apreciadas por los participantes.

Las startups aceleradas destacan además la metodología de trabajo, haber tenido a su disposición el conocimiento y los medios técnicos precisos, la oportunidad de trabajar con equipos expertos y desarrollar un trabajo enfocado al escalado y orientado a la industria; así como aspectos como la motivación, flexibilidad y rapidez en los procesos, generosidad a la hora de compartir conocimiento y una mentalidad abierta que lleva al centro no solo a atreverse y apostar por opciones innovadoras, sino también a compartir el riesgo.  

“CNTA ha visto en las startups la involucración extra de un equipo emprendedor y eso hace que ellos también se involucren y motiven con nosotros. Han creado un buen ambiente” afirma Bosco Emparanza (MOA). “Ha sido muy valioso trabajar con ellos” apunta Estela Pacheco (Sonicat Systems). “Puedes trabajar en colaboración de verdad” añade Miguel Ángel Cubero (INGREDALIA). “Nosotros hemos tenido que aprender por el camino. Para ellos es su día a día. Se nota que cuando hay equipo dedicado, hay foco” apostilla Luke Saldanha (Pink Albatros).


Contenido elaborado en colaboración con CNTA

¿Te ha resultado útil?

Valora este post

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad
Home Lateral

Otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.