Producción | Nuevos Alimentos | 10-Jun-19

La inversión en carne vegetal o de laboratorio desde 2009 es ya de 16.000 millones

13.000 millones se invirtieron en 2017 y 2018. La mayor compra, WhiteWaveFoods por parte de Danone en 2017 ($12.500m). La mayor inversión, en Impossible Foods ($189m).

Celia Valdeolmillos

El interés creciente en todo el mundo por los sustitutivos de la carne, ya sea generados en laboratorio o elaborados a partir de vegetales, ha hecho que surjan cada vez más compañías dedicadas a su desarrollo. Compañías que han atraído un fuerte interés por parte de los inversores. Tanto, que en los últimos 10 años se han invertido ya 16.000 millones de dólares en este tipo de empresas. De ellos, 13.000 millones se invirtieron en 2017 y 2018, según datos de dos informes elaborados por The Good Food Institute y de los que se ha hecho eco en Food Dive.

Además de las inversiones, también ha aumentado la compra de este tipo de empresas. Desde 2009 se han dado 19 de estas adquisiciones, y de ellas, 10 se han producido en los dos últimos años. La mayor, la compra de WhiteWaveFoods por parte de Danone en 2017, por la que se pagaron 12.500 millones de dólares.

Sólo el año pasado, se invirtieron 673 millones de dólares en empresas de creación de carne a partir de vegetales, huevos y lácteos. La mayor inversión en este campo se dio en Impossible Foods, con 189 millones obtenidos en su última ronda de financiación, que incluía 50 millones de financiación de su deuda anterior. Le siguen la investión de 65 millones de dólares en la ronda de serie C de Ripple y los 50 millones de dólares de la ronda de serie H de Beyond Meat. La misma cantidad se llevó Califia Farms.

Las empresas de generación de carne a partir de células en laboratorio tuvieron mucha actividad en financiación el año pasado. Una docena de empresas consiguieron 50 millones de dólares en 14 acuerdos. De ellas, la que consiguió mayor cantidad fue Memphis Meats, con 22 millones de dólares de inversores como Tyson Foods y Cargill. La española CUBIQ Foods se llevó 14 millones de dólares, y la holandesa Mosa Meat, 9 millones. En total, la cantidad invertida en este tipo de empresas dobló el año pasado la inversión de los tres años anteriores combinados.

Good Food Institute ha notado además un cambio en la actitud de los consumidores, lo que ha llevado a un aumento exponencial de la venta de alternativas a la carne, lo que anima las inversiones. Y según Bruce Friedrich, Director ejecutivo de The Good Food Institute, «los inversores y emprendedores están capitalizando este cambio global en la forma en que se produce la carne. La oportunidad de mercado de esto es inmensa».

Las ventas al por menor de productos de carne creada a partir de vegetales subieron un 23% entre 2017 y 2018 hasta totalizar unos ingresos superiores de los 760 millones de dólares, según datos de Nielsen. Y en 2018, la venta de alimentos basados en plantas como sustitutos de productos animales subió un 17% en Estados Unidos.

Si esta tendencia sigue al ritmo actual, es probable que más empresas de alimentación se adentren en el segmento de carnes basadas en vegetales y creadas en laboratorio. Ya hay grandes marcas de alimentación, procesadoras de carne incluidas, que se han apuntado a los productos basados en vegetales para atraer a los consumidores y mejorar los ingresos.

Una de ellas es Tyson Foods, que ha vendido su parte en Beyond Meat y planea lanzar productos altos en proteínas y sin carne este verano. Además, Nestlé va a presentar su hamburguesa basada en vegetales Garden Gourmet Incredible Burger en Europa en primavera y en Estados Unidos este verano. Además, ha asegurado que lanzará una Awesome Burger cruda y lista para cocinas y basada en plantas este otoño en Estados Unidos, bajo la marca Sweet Earth Brand.

Mientras tanto, Laurent Freixe, CEO de Nestle America, anticipa que la división de alimentos basados en vegetales de la compañía podría superar los 1.000 millones de dólares en ventas en 10 años. Si a esto se suma la reciente salida a bolsa de Beyond Meat, que ha roto todas las expectativas, se puede intuir un futuro prometedor para la industria de los productos alternativos a la carne y obtenidos a partir de vegetales.

Eso sí, el próximo paso para la carne creada en laboratorio está todavía por determinar. En la actualidad hay un puñado de empresas compitiendo por ser las primeras en llegar al mercado con productos de ternera, pollo, pescado o crustáceos fabricados de esta manera y que atraigan y gusten a los usuarios de manera que los consuman en vez de los convencionales. no obstante, puede que tengan que posicionar sus productos como «lujos humanos innovadores cuyo precio elevado merezca la pena pagar«, tal como apunta el Wall Street Journal.

La clave para ello será la educación del consumidor y su aceptación. El Good Food Institute ha manifestado que los resultados de una investigación en la que colaboró con la Universidad de Bath y el Center for Long Term Priorities han señalado que el 30% de los consumidores estadounidenses, el 59% de los chinos y el 49% de los hindúes comprarían con elevada o muy elevada probabilidad carne creada en laboratorio a partir de proteínas de manera regular. A la vista de datos como este, el estudio concluye que «se espera que el interés en carne limpia crezca cuando haya un producto en el mercado y los consumidores estén más familiarizados con él«.

Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *