Destacado | Inversión | 1-Sep-22

La inversión en proteínas alternativas se toma un respiro

Alcanza $1.900 millones en la segunda mitad de 2022, y, por primera vez, la inversión en cell-based supera al plant-based, según PitchBook

Beatriz Romanos
3/5 - (1 voto)

Según el informe sobre inversión en proteínas alternativas de PitchBook durante el primer trimestre de 2022, la aportación de capital sigue siendo elevada, con $1.000 millones, y -con datos todavía provisionales a 30 de junio- el segundo trimestre no le iría a la zaga, con $900 millones, en un total de 98 operaciones. Unas cifras semejantes a los dos mismos trimestres de 2021, aunque lejanas del récord del tercer trimestre del año pasado que movilizó $2.200 millones, y del total anual que sumó $ 6.000 millones. Por primera vez, la industria de la proteína cultivada lidera en este periodo las inversiones con $771,1 millones, frente a los $724,1 millones de las proteínas de base vegetal. Por su parte, el segmento del pescado y marisco alternativo, parece ser el único nicho que mantiene el ritmo alcista, al superar ya en esta primera mitad del año el 50% de la inversión total de 2021, con $178,2 millones.

Por primera vez, la industria cell-based lidera las inversiones con $771,1m frente a los $724,1 m del plant-based

La actividad de salida que se había acelerado en la última década -muestra de la maduración de la industria plant-based, principalmente-, se mantiene a un ritmo similar, con 7 exits en el primer semestre, justo la mitad de los acontecidos en todo 2021. Entre las áreas de oportunidad destacan la carne cultivada -a la espera de que se agilicen los procesos regulatorios; las grasas alternativas y el mundo del pescado y marisco alternativo, ya sea de base vegetal o mediante cultivo celular.

PitchBook Inversion en proteínas alternativas
Inversión en proteínas alternativas por trimestre. Por valor y operaciones. (*Datos a 30 de junio). Fuente: PitchBook

Informe sobre inversión en proteínas alternativas de Pitchbook

Estado de la industria

La industria de la proteína alternativa -que incluye alimentos, bebidas, ingredientes o las técnicas que los desarrollan- ha registrado un crecimiento explosivo en la última década. Desde 2011, al menos 489 startups han levantado $14.200 millones. Mientras se desarrollaba todo un universo de empresas dedicadas al mundo plant-based, y las la carne cultivada esperan su turno en los pasillos de los reguladores, las técnicas de fermentación han ganado protagonismo, si bien es cierto que son todavía pocos los productos disponibles hasta la fecha.

La industria, en general, está afrontando algunas dificultades para incrementar su mercado, para mantener el interés de los consumidores, posicionarse en un mercado más competitivo y para navegar el entorno inflaccionista que vivimos. El informe cita, por ejemplo, el caso de Beyond Meat, cuyas ventas se han aplanado en 2021, después de registrar crecimientos del 45% el año anterior, y cuya valoración bursátil se ha desplomado un 82’8%, tras su fulgurante salida a bolsa.

Los 1.900 millones de dólares recaudados en el primer semestre de 2022 se alejan de la tendencia alcista cuyo récord de 6.000 millones de dólares se alcanzó al cierre de 2021, explica el informe sobre la inversión en proteínas alternativas de PitchBook. Una noticia regular para un tipo de negocios cuya intensidad en capital les hace ser muy dependientes de la inversión externa.

Inversión en Proteínas Alternativas - Pitch Book
Inversión en proteínas alternativas por segmentos. (A 30 de junio de 2022). Fuente: PitchBook

Los productos siguen lejos de la deseada paridad en precio, con diferencias – por ejemplo- de un 62% en EEUU, y superior en otros mercados. Precios que dejan fuera, como mínimo a un 20% de los potenciales consumidores. Aunque hemos visto que esta brecha se ha reducido –incluso en algunos países como Holanda se ha llegado a invertir– por el incremento del coste de la carne como consecuencia de la inflación (costes del agua, piensos, tierra…), y es probable que esta tendencia se mantenga, aunque esta reducción de la brecha solo será posible mientras los productores de alimentos alternativos consigan contener sus propios costes también.

A pesar de todo, los factores que han impulsado esta industria -salud, mediambiente, seguridad alimentaria y bienestar animal- persisten. Gracias a ello, el consumo creció un 74% en los últimos tres años, con un CAGR del 20%.

Tendencias de inversión

Aunque el primer trimestre de 2022 se sitúa en tercer lugar en inversión en alimentos alternativos, con $1.000 millones en 62 operaciones, está muy lejos del récord de $2.200 millones del tercer trimestre de 2021 y de los $1.600 millones del cuarto trimestre. Entre los factores que se barajan para este enfriamiento encontramos los decepcionantes resultados de algunos actores de referencia como Beyond Meat o Morning Star (Kellogg). La volatilidad del mercado también puede haber ahuyentado a los inversores, aunque este aspecto será más relevante en la segunda mitad del año, ya que las operaciones del primer trimestre venían arrastradas de los meses anteriores en los que esta situación no era tan palpable.

Informe sobre inversion en proteínas alternativas de PitchBook
Inversión en Plant-based por valor y operaciones. *Datos a 30 de junio). Fuente: PitchBook

Donde se observa quizá un frenazo más brusco en en la inversión en proyectos relacionados con el desarrollo de alimentos alternativos a mediante técnicas de fermentación. Una vez más, 2021 fue un año extraordinario, que había duplicado las cifras del año anterior con $1.736,5 millones. Pero esta tendencia se reduce ya en el primer trimestre, y parece truncarse definitivamente en el segundo, que apenas alcanza $58,8 millones.

Informe sobre Inversion en proteinas alternativas de PitchBook-Fermentación
Inversión en proteínas fermentadas por valor y número de operaciones. (A 30 de junio de 2022). Fuente: PitchBook

El auge de la carne cultivada

Considerada la próxima gran proteína alternativa en el horizonte, la carne cultivada -y otros alimentos o ingredientes como el pescado, los huevos o la grasa- es la materia en la que trabajan más de 100 compañías de todo el mundo. Durante la primera mitad 2022 la inversión en proteínas cultivadas alcanza $771, millones ($541,2 en el segundo trimestre), que supera al mismo periodo del año anterior, pero se queda también lejos de los records de la segunda mitad de 2021, cuando sólo en el último trimestre se alcanzó prácticamente esa cifra. El informe de Pitchbook identifica también un cierto incremento de down-ronds (rondas descendentes cuya valoración es inferior a la de rondas anteriores). Una tendencias que se incrementará en la segunda mitad del año debido a un entorno más desafiante para un modelo de negocio muy intensivo en capital.

Informe de inversión en proteínas alternativas de PitchBook - Carne Cultivada

Inversión en proteínas cultivdas por valor y operaciones. (*Datos a 30 de junio). Fuente: PitchBook

Con un solo país abierto a la comercialización de estos productos, Singapur, existe todavía una cierta opacidad regulatoria, y es probable que pasen años antes de que se generalicen las vías de aprobación reglamentaria y su llegada al mercado. Según el informe de Pitchbook, tendrá que ser la propia actividad de las startups la inyecte ritmo al motor de la regulación para superar esta importante barrera para la comercialización y posterior adopción.

Otras barreras están relacionadas con los costes. El principal de ellos, el medio de crecimiento, en el que ya trabajan diversas iniciativas. También tiene un importante impacto en el coste la limitación en la capacidad productiva a escala. Para que nos hagamos una idea, los biorreactores actuales tienen una limitación de volumen de 20.000 litros, lo cual es una cantidad muy limitada para los volúmenes que maneja el mercado de carne. Para abordarlo, compañías como Eat Just ha llegado a un acuerdo con empresas del sector biotecnológico (ABEC) para desarrollar biorreactores con capacidad de albergar 250.000 litros y producir unos 15 millones de kilogramos de carne.

La hibridación de componentes cell-based, plant-based o incluso procedentes de otras técnicas como la fermentación, es otra forma de reducir costes y mejorar la producción a escala. Con esta estrategia, Future Meat. Es capaz de producir su “pechuga de pollo alternativa” a 7.70$ la libra, frente a los  $4.3/de la pechuga de pollo real. Un precio más ajustado, pero que todavía duplica la original.

Oportunidades emergentes

Grasas alternativas

Entre las oportunidades que identifica el informe de inversión en proteínas alternativas de Pitchbook, destaca el mundo de la grasa cultivada. Un ingrediente cada vez más importante para la importante misión de lograr el mimetismo con las piezas de carne completa. El cultivo de células musculares animales por sí solo es una réplica pobre de la carne porque los productores sólo pueden cultivar un tipo de célula a la vez; sin embargo, las grasas alternativas (Alt-fats) buscan resolver este problema mejorando la experiencia sensorial de la próxima generación de carne alternativa. Mission Barns, Peace of Meat (subsidiaria de MeaTech 3D), Cubiq Foods o Hoxton Farms, son algunas de las compañías especializadas en grasas alternativas.

También es posible desarrollar grasas alternativas mediante técnicas de fermentación, con la ventaja, además, de que se puede producir de forma más rápida y económica, y no tiene los problemas de comportamiento y sabor de grasas vegetales como el aceite de coco, de palma, u otros usados habitualmente como sustitutos de la grasa animal.

Nourish Ingredients, es una de las startups que usa fermentación de precisión con levaduras para producir grasa animal con un modelo de negocio similar al del proveedor de proteínas fermentadas Perfect Day. Otros proveedores en este campo son Melt&Marble, Cultivated Biosciences, o BioTork.

Prueba del interés de este nicho es la aparición de otras técnicas como la que propone Time-Traveling Milkman que produce ingredientes de grasas insaturadas para su uso en productos lácteos, extrayendo gotas de grasa de las semillas; o Lypid, que producir grasa vegana microencapsulando aceite vegetal en agua.

Alt-seafood

Otro de los nichos de oportunidad que identifica el informe de inversión en proteínas alternativas de Pitchbookes el mundo del pescado y marisco alternativo. De hecho, es el único que parece manter el ritmo alcista, al superar ya en esta primera mitad del año el 50% de la inversión total de 2021, con$178,2 millones.

El pescado es una importante fuente de proteínas cuya disponibilidad y demanda han aumentado gracias a los beneficios percibidos para la salud, a unas cadenas de suministro mundiales cada vez más sofisticadas y a las tecnologías de pesca industrial. Se calcula que el pescado representa el 6,7% de la ingesta mundial de proteínas y el 17% del consumo mundial de carne.

A medida que ha aumentado la demanda, la producción mundial de la pesca y la acuicultura se ha ampliado hasta alcanzar los 179 millones de toneladas en 2018, frente a los 19 millones de toneladas de 1950. Y se prevé que la demanda global se duplique en 2050.

Sin embargo, el consumo de pescado y marisco el consumo de marisco es objeto de un creciente escrutinio, ya que las pesquerías se han extendido demasiado y los efectos negativos de la contaminación han eclipsado los beneficios para la salud del consumo de pescado. Según la FAO, un tercio de las pesquerías mundiales están sobreexplotadas. Esto significa que las poblaciones de peces están por debajo del 80% de su biomasa objetivo.

Son diversas las startups que han nacido al abrigo de este panorama. Destaca entre ellas, Mermade Seafoods, que aborda de forma innovadora el citado reto del coste de los medios de cultivo. La startup israelí -que recientemente ha levantado $1’5 millones- desarrolla vieiras cultivadas mediante una novedosa técnica denominada «acuaponía circular» o «citoponía», que reduce la cantidad de medio de crecimiento necesario. La técnica recicla el medio de crecimiento celular gastado alimentando a las microalgas para producir biomasa de algas. Esta nueva biomasa de algas puede volver a alimentar las células, reduciendo o eliminando los residuos y reduciendo los costes de producción.


¿Te ha resultado útil?

3/5 - (1 voto)

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Una respuesta en esta entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.