Eventos | Inversión | 2-Jul-19

Plant Based: el riesgo de estrangular el boom

El boom de los alimentos sustitutivos de la carne supera las expectativas e incluso la capacidad de producción. ¿Happy problem o insostenibilidad del modelo de negocio?

Beatriz Romanos

Future Food Tech NY ha celebrado su neoyorkina centrada en los retos del boom del plant based y el protagonismo de la industria de los ingredientes. Ésta última, es un  elemento clave de este fenómeno y base de otras tendencias destacadas del mundo food tech, como los alimentos funcionales o la nutrición personalizada. Otros temas destacados de la cumbre han sido: cómo la economía bajo demanda, representada fundamentalmente por el delivery, está redefiniendo los sistemas de alimentación urbanos; y la digitalización para la eficiencia de la cadena de suministro.

Future Food Tech NY. La consolidación de la industria

Tres grandes hitos marcan la evolución y el definitivo despegue de la industria FoodTech: la compra de Climate Corporation por parte de Monsanto en 2013 por $930 millones; la compra de WholeFoods por parte de Amazon en 2017; y la reciente salida a bolsa de Beyond Meat, con una revalorización que supera ya el 600% . FoodTech deja de ser un fenómeno exclusivamente ligado a Silicon Valley y su impacto se deja sentir en toda la cadena de valor de la alimentación, desde el campo a la mesa.

En este punto, el anunciado boom de los alimentos sustitutivos de la carne (y otros productos de origen animal) no solo se ha cumplido, sino que está superando las expectativas, y lo que es más delicado, la capacidad de producción. En un mercado en el que alcanzar volumen, escalar internacionalmente y convertirse en referencia, es clave, y en el que se han vertido las citadas inversiones, el cuello de botella de la producción puede cuestionar algunos modelos de negocio o poner en entredicho la viabilidad de algunos proyectos.

La demanda de carne vegetal crece un 24% anual, y de otros productos como lácteos o huevos, hasta el 50%

El mercado de productos alternativos a base de ingredientes vegetales, en sus diferentes categorías alcanza actualmente los $200.000 millones. La demanda de carne plant based crece a un ritmo del 24% anual, y de otros productos como la leche y sus derivados o los huevos, alcanza incluso el 50%, según los datos manejados por los expertos participantes en Future FoodTech NY.

Ya no es un fenómeno impulsado por un puñado de visionarios de Silicon Valley. Es un tren a buena marcha, al que se han subido, además de una pléyade de startups por todo el mundo, los más granado de la industria alimentaria. Incluidas marcas “incumbentes” como Danone o grandes productores cárnicos como Tyson.

Ingredientes. El germen de todo

No es de extrañar, que el principal reto actualmente sea casar la capacidad de producción, tanto de productos finales como de los ingredientes en los que se basan. También la búsqueda de nuevas fuentes de proteínas o de compuestos que aporten valor en algunos de los aspectos clave de los alimentos a partir de componentes vegetales: el sabor, la textura/estructura y el valor nutricional.

NuBana. Harina de banana con propiedades prebióticas. Future Food-Tech, New York.
NuBana. Harina de banana con propiedades prebióticas. Future Food-Tech, New York.

La investigación evoluciona, y hoy contamos con ingredientes y técnicas que no eran posibles hace diez años. Estos son algunos ejemplos:  productos procedentes de hongos que aportan esponjosidad y textura a la carne artificial; sustancias que aportan capacidad de gelificación; súper moléculas de caseína producidas por microbios para que el queso vegetal se comporte como queso auténtico; o proteínas procedentes de la clara del huevo altamente solubles muy apropiadas para las bebidas de proteína, ya que permitiría reducir la cantidad de azúcar y mejorar la textura de las ofertas actuales (Clara Foods).

En esta línea precisamente trabajan algunas de las statups participantes:

Versión libre de GMO de la famosa molécula “Heme”, responsable del sabor “sangrante” de algunas hamburgesas vegetales. Future Food-Tech, New York.

Ecoactive, ha desarrollado un ingrediente procedente de los hongos que mejora sustancialmente la estructura de los productos alternativos a la carne.

Triton utiliza el mundo de las algas para crear ingredientes 100% naturales y libres de GMOs, incluida una versión de la famosa molécula “Heme”, identificada por Impossible Foods y que es responsable del sabor “sangrante” de su hamburguesa imposible.  

Mención aparte merece el campo de las alternativas al azúcar o edulcorantes de segunda generación. Un campo prolífico del que en cada encuentro FoodTech vemos diversos ejemplos. Future Food Tech NY no ha sido menos.

Alimentos funcionales. Comida Fortificada

El desarrollo de productos e ingredientes funcionales destinados a mejorar la salud intestinal y la diversidad de la microbiota es un mercado en alza. El mercado de los probióticos sigue creciendo al 4%, sin embargo, el crecimiento en el emergente nicho de pre-bióticos alcanza cuotas del 80%, nos explica Kathy Lund, Vicepresidenta de Marketing de AIDP, una de las compañías con más experiencia en el terreno.

El crecimiento en el emergente nicho de pre-bióticos alcanza cuotas del 80%

“Entre el 50 y el 90% de los americanos, no toman la ingesta diaria recomendada de nutrientes básicos. Como inversor estoy buscando cómo convertir eso en una oportunidad de negocio”, apunta Oxana Kukhaneva, de Seventure Partners.

En estrecha relación con el mundo de los productos funcionales, otra de las grandes tendencias, la nutrición personalizada, también presente en los debates de Future Food Tech. Existe consenso en que los avances tecnológicos y de diagnóstico irremediablemente abrirán la puerta a esta forma de cuidarnos a través de una dieta a medida de cada persona, según sus marcadores biológicos y sus objetivos: perder peso, dormir mejor, combatir o prevenir una enfermedad… aunque todavía a medio plazo.

Hamed Faridi, Chief Science Officer de McCormick, la mayor compañía de sabores del mundo. Future Food-Tech, New York.

El 50% de los americanos piensan que es más fácil hacer la declaración de la renta que saber cómo comer de forma sana, explicaba EatRX, una de las startups participantes dedicada a la nutrición personalizada. Salvando las evidentes distancias culturales, no deja de ser un dato que llama la atención. Especialmente dada la globalización y el impacto en todo el mundo de las tendencias made in USA.

“En 10 años habrá cambiado el curso de la industria. La inteligencia artificial y la tecnología cuántica tendrán mucho que decir en la personalización”, explicaba Hamed Faridi, Chief Science Officer de McCormick, la mayor compañía de sabores del mundo.   

En 10 años habrá cambiado el curso de la industria. La inteligencia artificial y la tecnología cuántica tendrán mucho que decir en la personalización

Al igual que en el caso de los alimentos funcionales, es fundamental trabajar sobre la base de evidencias científicas. Además, es necesario un mayor desarrollo en áreas como los biosensores, o los bioactivos. Y el principal reto, cómo lograr modificar el comportamiento del consumidor. Entre tanto, está por definir cuál será la propuesta de valor o el formato de esta promesa de personalización: un ingrediente, un grupo de ingredientes, una solución integrada, un servicio…

Future-Food-Tech-NY-Nourished-personalized-functional-gellies
Gominolas con ingredientes funcionales personalizables mediante impresión 3D de Nourished. Future Food-Tech, New York.

La propuesta más curiosa en este ámbito, une el uso de ingredientes funcionales, personalizados, y producidos a través de tecnología 3D, en un formato simpático y agradable de comer: gominolas. La idea llega de la startup británica Nourished.

Del snacking a las mini-meals

En un mundo cada vez impulsado por la gig-economy (modelos laborales basados en múltiples colaboraciones parciales y temporales), las personas buscan eliminar preocupaciones de su ecuación. No pensar, no invertir tiempo, pero comer sano.

De ahí el tirón del mundo snack, que pasa de ser un capricho a la base de una estrategia de alimentación basada en la conveniencia y el equilibrio nutricional. La propia Soylent -la nueva generación de batidos meal replacement– proporcionó a los participantes de Future Food Tech NY su nuevo producto, Bridge, pensado para ser un puente entre comidas. Eso sí, con todos los nutrientes medidos y contados.

El snack pasa de ser un capricho a una estrategia de alimentación basada en la conveniencia y el equilibrio nutricional

Dados los crecimientos estimados (5’8% CAGR hasta los $639.000 millones en 2023), el formato snack ofrece interesantes oportunidades para todo tipo de productos, especialmente en el terreno de los tentempiés salados y los basados en la denominada “real food o clean food”. Es decir, el Santo Grial del snack sería: que sea lo más parecido posible a alimentos reales, que mantengan los nutrientes del original y no sean hiper procesados. En cuanto a ocasiones de consumo, el desayuno se perfila como la siguiente gran oportunidad.

 ¿A futuro? La carne de laboratorio o celular. “En los próximos años tendremos producto que será 50% celular”, vaticina Lucía Ponghinebbi, VP de I+D Global y la Inteligencia Artificial para identificar los gustos individuales y personalizar los productos.

Las macrotendencias parecen estar claras: el binomio alimentación/salud;  la economía digital en todas sus aplicaciones; y la producción sostenible de alimentos. Y cada día atraen más tanto a emprendedores, como a corporaciones y startups. La clave que todos buscan es encontrar modelos de negocio que funcionen realmente en esas corrientes.

Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *