Producción | Nuevos Alimentos | 26-Nov-20

Matías Muchnick, NotCo: En 5 años, estaremos en el 20% de los hogares

Entrevista Matías Muchnick, co-fundador de NotCo, la startup que crea nuevos alimentos plant based con IA, en la que ha invertido Jeff Bezos

Beatriz Romanos

Matías Muchnick, co-fundador de NotCo, se graduó entre los mejores en su licenciatura de Económicas y Dirección de Empresas en Chile. Después buscó el hat trick en EEUU, complementando su formación en Berkeley, Standford y Harvard, donde se interesó por áreas de innovación, tecnología y bio-ciencias. Deportista, preocupado por la nutrición y curioso de la alimentación, consideraba que había muchas preguntas sin respuesta en este campo. Así que decidió buscar él mismo las respuestas.

En 2013, Matías Muchnick fundó su primera startup, Eggless Company, que vendió en apenas dos años. Con ese bagaje, y el colchón del exit, en 2015 funda NotCo, con la que quiere “reinventar el futuro de la industria de la alimentación”, especialmente de los alimentos de origen animal. NotCo aprovecha el potencial de la inteligencia artificial para desarrollar alimentos plant based atractivos para el mercado masivo.

Desde entonces, la startup chilena ha ido acumulando hitos, como su paso por IndieBio, aceleradora biotecnológica de referencia, con el proyecto apenas en cierne. En producto, sus sustitutos de los originales: NotMilk, NotBurger, NotIceCream y NotMayo (con la que ha obtenido un 8% de cuota en el país que es el tercer consumidor del mundo de esta salsa) se comercializa en Brasil, Argentina, Chile, y ahora también en EEUU.  

En cuanto a financiación, NotCo ha cerrado una ronda Series C de $85 millones en septiembre de 2020, con lo que suma un total de $118 millones en capital recaudado y alcanza una valoración de $300 millones, según TechCrunch. Especialmente sonado ha sido el apoyo de Jeff Bezos, fundador de Amazon, que ha invertido $30 millones y al que, según cuenta Muchnick, convenció con una conversación.

Ahora, Matías Muchnik ha trasladado su residencia a EEUU para dirigir de cerca su expansión en Norte América.  Con motivo de su participación en #FTalks Editions, impulsado por KM ZERO, hemos hablado con él. Sus respuestas no tienen desperdicio… 😉

Entrevista a Matías Muchnick, CEO de NotCo

Por favor, Matías, preséntanos a Giuseppe.
Giuseppe es una tecnología que nace después de observar que la forma en que se estaba haciendo la innovación era muy obsoleta: personas en el laboratorio, con sus batas blancas, a base de ensayo y error… igual que hace 50 años. Hace falta tecnología para ser más eficiente.

¿En qué te inspiraste para fundar NotCo?
Son varias cosas. Por un lado mi experiencia financiera. Me tocó vivir la crisis del 2008 en ese sector, y vi una industria que vendía productos que los consumidores no entendían. Siento que en la alimentación pasa igual. El consumidor sale del supermercado más confundido de lo que entra. Hoy el demonio es el azúcar, las calorías, pero antes fueron la grasas saturadas, el gluten, el huevo fue malo, ahora bueno, los GMOs … Si no hay un consenso científico detrás de una industria, es que la industria está quebrada. Igual que subprime. Y los reguladores que terminan siendo regulados por la sobrecomplejidad de la industria. Que debería ser más simple.

NotCo-productos

Por otra parte, creo que es importante sostenibilidad, y para ello tenemos que sacar al animal de la ecuación. Ser capaces de generar carne leche huevos a partir de las plantas. Pero claro, eso tiene un reto. Somos humanos, acostumbrados a un sabor o una identidad. No haremos nada como industria si no conseguimos productos que permitan a las personas comer igual o mejor, sin sacrificar nada desde el punto de vista de sabor.

Finalmente, mi experiencia en Berkeley me permitió relacionarme mucho con el ámbito tecnológico y científico que me interesaba muchísimo. Por ejemplo, con el departamento de bioquímica. Allí ví como el 90% de sus proyectos tenían que ver con desarrollos farmacéuticos, donde se utilizaba la biología molecular, big data, machine learning, inteligencia artificial… Sin embargo, muy poco de esto se enfocaba al mundo de la alimentación, era como la hermana pobre. Y me propuse hacerlo realidad.

En 5 años estaremos en al menos 20% de los hogares con productos propios o a través de una plataforma para que otros creen productos “by NotCo”. Como el Intel Inside de la alimentación.

¿Cómo podemos lograr que la leche vegetal sepa a leche de vaca y la carne sepa a carne?

Lo más importante para nosotros era entender los alimentos que comemos. Hoy no los entendemos. Y luego entender las miles y miles de plantas que no hemos mirado. Para eso necesitábamos un computador que prediga la combinación ingredientes vegetales que nos permita llegar a ese target de sabores, y texturas del original animal. Es decir, llegar a representar un producto con datos, parametrizar el dato para diseñar el alimento. Y esa investigación no se puede hacer de forma lineal. En NotCo hemos pasado dos años respondiendo a esas preguntas. Descifrando datos espectrales, moleculares, químicos… Por ejemplo, hemos encontrado que el queso azul grano cacao comparten 73 moléculas de sabor.

La siguiente misión es enseñar a Giuseppe cómo piensa un humano, qué nos gusta y qué no. Todos estos datos que obtenemos, contrastados con experiencias sensoriales es lo que le permite generar el algoritmo para convertirse en , el ingeniero de alimentos más avanzado del mundo. Permitiendo hacer productos mejores, más rápido, más preciso que todo el resto de la industria. El algoritmo que aprende de la mente humana y cómo combinarlo para recrear cosas del reino animal a partir de ingredientes del reino animal.

Para un proyecto así, Matías Muchnick tuvo que rodearse de científicos de esas disciplinas. Siendo como dices. “la hermana pobre” ¿Cómo les convenciste?

En Harvard conocí a Karim (su socio y co-fundador de NotCo Karim Pichara). Él estaba en el área de Astronomía desarrollando algoritmos a partir de los datos de los telescopios para entender las estrellas.  Es decir, se dedicaba a entender un mundo complejo. Y pensé, esto es exactamente lo que necesitamos en el mundo de la alimentación. Luego se incorporó Pablo, (Zamora) experto en genómica de plantas.

Yo tenía cero expectativas de que se unieran a este proyecto, pero bueno… les convencí, con el propósito de cambiar el mundo

NotCo-fundadores

Tras la última inyección de inversión ($85 millones), ¿En qué situación se encuentra la compañía, cuáles son los planes?

Nos encontramos en un momento muy interesante de mucho crecimiento, cuestiones externas externas como el Covid nos han condicionado por una parte, pero por otra, nos han acelerado positivamente. El consumidor aceleró su percepción de que una alimentación basada en plantas es más conveniente para él. Por lo que la adopción de este tipo de producto está siendo exponencial. Hemos multiplicado por cinco nuestras cifras con respecto a 2019. Ahora la ronda nos permitirá aumentar la penetración en Latam y entrar en EEUU, de momento con NotMilk, nuestro producto de reemplazo de la leche, que ya está, por ejemplo, en todos los WholeFoods. (Cadena de supermercados adquirida por Amazon, la empresa de Jeff Bezos, inversor de NotCo).

Y todo esto lo hemos tenido que gestionar en un momento muy complicado por la pandemia. Pero lo hemos logrado. Eso indica también el tipo de empresa que somos… A mí me gusta decir, “opera como una compañía, corre como una startup”.

El sector crece exponencialmente, pero nos queda mucho por mejorar y, por supuesto, habrá ganadores y perdedores

Y en cuanto a producto, tras la mayonesa, la leche, el helado y las hamburguesas, ¿en qué está trabajando NotCo?

Es un tema estratégico para nosotros. Estamos investigando mucho sobre las fermentaciones con la mente puesta en hackear el sistema en productos como yogures, quesos, etc… Las alternativas que hay actualmente en el mercado no tienen calidad como reemplazo y, en mi opinión, deterioran la categoría. Así que estamos trabajando intensamente en ello. En nuestra oficina de San Francisco hemos creado un centro especializado en machine learning con un área de investigación profunda en esa línea ya que son muchos los retos que hay que resolver, más allá de la formulación, desde la ruta metabólica de los microbios a predecir el resultado de una formulación en producciones a escala.

¿Vuestro modelo de negocio va a seguir siendo end-to-end, o en algún momento os planteáis compartir vuestra tecnología con otros actores de la industria?

De momento nos mantenemos súper fieles al modelo end to end, desarrollando tecnología para nuestros propios productos. Aunque es cierto que muchas compañías nos preguntan si podrían tener acceso a Giuseppe. No descarto en el futuro hacer una plataforma que ayude al resto también.

Estamos investigando las fermentaciones para hackear el sistema en productos como yogures, quesos, etc…

¿Cómo observas el boom del plant-based y el papel de líderes como Beyond Meat, Impossible, Just etc.?

Esto acaba de empezar y va a crecer exponencialmente. Pero todavía nos queda mucho por mejorar y, por supuesto, habrá ganadores y perdedores. Las empresas que citas son las que abrieron el mercado, pero también asumieron el esfuerzo de divulgar y explicar qué es esto. Nosotros llegamos después, pero con inversiones menores, estamos haciendo algo parecido.

¿Donde está ahora la clave de desarrollo de este segmento?. Se habla de la especialización, mejorar la calidad, clean label, menos procesado…

Hay que entender que no hay todavía una adopción másiva, por diversos motivos. Por un lado, la calidad de los productos en general. Tecnología está ahí, los productos son cada vez mejores, pero todavía tienen mucho recorrido. El sabor es el driver número uno del mercado de consumo. No podemos seguir lanzando cosas que no están a la altura. Si no, dañamos la categoría. En eso, NotCo es muy cuidadoso. No lanzamos nada hasta que no sea extraordinario desde el punto de vista sensorial, hasta que la diferencia con el producto original sea insignificante.

Los ingredientes y las tecnologías tienen que seguir mejorando significativamente si queremos un plant-based de próxima generación

Por otra parte, es importante trabajar en línea con los aspectos nutricionales y en relación con ello, también con clean label. Aquí, todavía nos falta mucho, incluso nosotros. A pesar de que la proteína que usamos en NotMik, es buenísima, todavía tenemos que mejorar gramaje, sin impactar al sabor. Hacemos lo que podemos con los ingredientes que existen. Hace falta desarrollar más ingredientes, por ejemplo, nosotros usamos repollo para nuestra leche, tuvimos que desarrollarlo nosotros porque nadie lo vendía… Muchas cosas no existen como ingrediente todavía, es una industria que tiene que mejorar también.

También hay retos a nivel industrial, como la capacidad tecnológica a volúmenes industriales, la escalabilidad de los ingredientes. Hoy en día está escaso, muchas empresas no se comprometen con volúmenes industriales. Sí, las tecnologías tienen que seguir mejorando significativamente si queremos un plant-based de próxima generación.

Si le preguntamos a Giuseppe: Dónde estaremos o qué estará buscando en 5 años, o en 20, ¿qué nos puede contestar?

En cinco años vamos a estar en al menos 20% de los hogares del mundo a través de nuestra tecnología. Sea por NotCo o sea a través de una plataforma que creemos para que otros generen productos “by NotCo” o con nuestra tecnología. Como el Intel Inside de la alimentación. ¿En 20 años?, es difícil, pero ojalá que seamos un concepto escuchado por el mundo y que NotCo escriba la historia de la alimentación como Apple lo hizo en la tecnología.

No descarto en el futuro hacer una plataforma que también ayude al resto de empresas a desarrollar productos. Que puedan llevar la firma “by NotCo”

¿Cuál es tu visión sobre la innovación en la industria?

Creo que las corporaciones se suben al tren de la innovación porque pierden cuota de mercado. Los consumidores premian a las startups porque no quieren más de lo mismo o empiezan a desconfiar de empresas que antes ofrecían un tipo de producto animal y ahora se suman a la tendencia “veggie”. La disrupción viene de la mano de las startups que son las que están empujando a la industria. Es nuestro tiempo.

Hay un boom de inversión en food tech. ¿Dónde cree el Matías Muchnick financiero que están las oportunidades (más allá del plant based)?.

Hay oportunidades por todos los lados. Pero sí es cierto que, existen pioneros en desarrollo de producto, con un importante know how compañía, que además ya están están muy bien financiados.  El producto se va a transformar en una comodity, y construir una marca es muy difícil y caro. Hoy día tiene quizá más sentido invertir en la cadena de suministro, que en compañías de producto. Se está haciendo poco hacia atrás y creo que tiene sentido apostar por ello.

¿Qué consejo daría Matías Muchnik a los emprendedores en food tech?

Concéntrese en producto. Producto, producto, producto… Que el resto, se consigue fuera.


¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Una respuesta en esta entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *