Restaurante | Supply Chain | 15-Feb-18

10 Tendencias Food Tech a seguir en 2018

Un movimiento que estamos viendo consolidarse en el panorama Food Tech, es la creciente y cada vez más profunda implicación de las marcas y las corporaciones de alimentación.…

Beatriz Romanos

Un movimiento que estamos viendo consolidarse en el panorama Food Tech, es la creciente y cada vez más profunda implicación de las marcas y las corporaciones de alimentación. Desde 2015, gigantes como Tyson Foods -el gigante cárnico que ya invierte en startups de clean meat, Memphis Meat-  o Campbell’s han lanzado brazos de inversión o programas de incubación para food startups. Chobani, General mills, Danone, Kellogg o Barilla son otras compañías que han tomado este camino.  El objetivo, obtener inspiración y posicionarse ante estos pequeños actores que, a golpe de innovación, agilidad y entender mejor las inquietudes de los consumidores han ido ganándoles terreno. Ejemplos recientes como el exit de Samaipata Ventures de su invertida Foodcheri, adquirida por Sodexo es un ejemplo de esta actividad.

Tendencias Food Tech: la innovación ya no es una opción

Sin embargo, la tendencia, van más allá de la mera inversión en startups food tech o las tradicionales aceleradoras. Ya no es solo una herramienta “defensiva” o una atalaya desde la que otear la innovación externa.  Las corporaciones se mojan más, y los programas de aceleración se hacen más completos y adaptados a las necesidades específicas del sector food, con mayor valor añadido para las startups, mayor acompañamiento en su camino. Por ejemplo, Acre Venture Partners, un fodo apoyado exclusivamente por Campbell Soup, ha invertido $13 millones en Pilotworks, un incubador culinario que proporciona instalaciones de cocina, mentoría, y servicios de marketing a emprendedores del ámbito food. De momento en Brooklin, aunque abrirán nuevas en Chicago y Dallas. Es un concepto más amplio, los food entrepreneurs, necesitan algo más que espacios de co-working y una conexión rápida a Internet, especialmente en la fase de prototipado y comercialización. Necesitan instalaciones, laboratorios, y sobre todo, ayuda para poner en el mercado el producto.

Los food entrepreneurs necesitan instalaciones y ayuda para comericializar el producto

Precisamente en este aspecto, apoyo para el testeo y comercialización de producto,  es el que se especializa la NxFood, reciente iniciativa de la alemana Makro (METRO), que se suma a sus otros programas de aceleración en colaboración con Techstars.

En nuestro país, Culinary Action! del Basque Culinary Center, ha sido pionera en esta tendencia. A ella, se suman iniciativas como Food Business Angels, la primera red de inversores privados especializados en Food & Beverage, lanzada por la aceleradora Eatable Adventures.

Food e-commerce: el campo de batalla

Si hay uno de los campos en los que 2018 presenta un panorama apasionante en ámbito Food Tech, es el retail. Tanto desde el punto de vista de la batalla comercio electrónico de alimentación, como en la transformación de los puntos de venta físicos. Vayamos por partes.

La facturación del comercio electrónico en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación en España se incrementó un 61% en 2016, hasta los 522 millones de euros, si bien esta cifra supuso todavía menos del 1% de sus ingresos globales.Las previsiones optimistas de la consultora Oliver Wyman, colocan de la cuota de mercado distribución online de alimentos de entre el 4% y el 6% en 2020. Aunque, eso sí, -según la consultora- también amenazan con poner en riesgo al 15% de las tiendas tradicionales.

Operaciones como la compra de Comprea por parte de Lola Market hacen aventurar que el modelo grocery delivery mediante la fórmula del personal shopper, tienen una oportunidad en un mercado en el que han de lidiar –y duro- con los retailers tradicionales o la propia Amazon. Competencia real, mano a mano, que podemos comprobar en mercados emblemáticos como La Paz en Madrid, o el Central de Valencia, en el que la publicidad de ambas enseñas se disputaba los pasillos, y en el que incluso Amazon ha ocupado puestos para gestionar in situ todos sus pedidos.

El ecommerce de alimentación
llegará al 4%-6%
en 2020

Pero la batalla por el e-grocery se libra también en los grandes pasillos corporativos. Tras la compra de Whole Foods, el insistente, y hasta machacón rumor de que la compañía de Bezos tiene previsto salir de compras por Europa para hacerse con retailer como Carrefour o Día, no termina de despejarse. Ante la duda, el gigante francés ha tomado posiciones defensivas. Ajustes en pro de la productividad, alianzas estratégicas, apuesta decidida por el omni-channel, forman parte de su plan de transformación de cara a 2022. ¿Le servirá para librarse del bocado de la americana?

Dejad que el súper se acerque a mí…

Mientras despejamos esa duda, otros van un paso más allá, para hacer que directamente el supermercado acuda a tu casa. Literalmente un pequeño camión de vendingRobomart, dirigido, por supuesto, mediante AI, que hemos visto en CES. 

Tendencias Food Tech - Robomart -techfoodmag

O la idea de Walmart, que ya ha registrado una patente de un sistema para instalar algo parecido a máquinas de vending en el hogar. Esta patente detalla sistemas para la puesta en funcionamiento de un “escaparate de tienda sin atención” que se situaría en el interior del hogar, y permitiría la compra de productos desde el “portal de acceso a la tienda” instalado en una pared de la casa. Mientras tanto, los asistentes domésticos activados por voz, tipo Alexa, Google Home, Sonos y otros, probablemente se convertirán en el mejor aliado de los supermercados al permitir hacer la compra de la forma más intuitiva posible. En 2020 habrá 55 millones de dispositivos inteligentes en nuestras casas, que -según Forbes- conformarán la mayor cadena de supermercados del mundo.

Mientras todas estas opciones alejan al consumidor de las tiendas físicas, la obsesión del retailer, es precisamente, intentar mantener su atractivo mejorando la experiencia del usuario y, como detallábamos en el informe #5Futures, observamos ahí dos tendencias claras.

El súper sin fricción

StandardCognition Food Tech Trends Techfoodmag

El principal punto de fricción de un supermercado son las líneas de cajas. Para superarlo, las iniciativas apuntan a la inteligencia artificial combinada con sensores y reconocimiento de imagen. Desde enero, Amazon Go, ya ha convertido su piloto para empleados, en tienda accesible para el público en general de Seattle.  En el concepto de “human-less shops”, entran iniciativas como Wheelys 247, en las que todo lo gestionas a través del móvil o Aipoly, vista en este último CES. Mientras que otras compañías, (Standard Cognition) apuestan por crear la tecnología habilitadora y ponerla al servicio de todo tipo de tiendas que no tienen en su background el desarrollo tecnológico. Habrá que seguir estas experiencias y sobre todo, si consiguen superar el principal reto, el robo.

El súper como alternativa de ocio. El súper es el nuevo parque temático

La tendencia de las tiendas insignia llega también a la alimentación, y adquiere su máxima expresión con Eatlay. En noviembre de 2017 abrió sus puertas FICO Eataly World, un parque temático cuyo eje central es la comida y la cultura agro alimentaria italiana. Planteado como un centro de experiencias educativas, sensoriales, y -por qué no- comerciales de 100.000m2. Sin llegar a ese extremo, sí se observa en los retailers una aproximación hacia la parte experiencial, borrando en ocasiones las barreras con el mundo de la restauración.

Infarm recibe $25 millones para expandir sus mirco-granjas verticales

El denominado “grocerant”, (unión de grocery y restaurant), que va más allá de un mostrador donde servir algo de comida informal y se convierte en un auténtico restaurante, dentro o anexo al supermercado. Como el ejemplo del Walmart, en EEUU que ha comenzado su propia cadena de Fast food orgánico (Grown). En el sentido inverso, los restaurantes y los restauradores, editan sus propias líneas de productos para vender tanto en los establecimientos como online.

La Etiqueta Limpia, una mega tendencia global. Transparencia y trazabilidad

Los consumidores no están interesados solo en reclamos de supuestos beneficios. Quieren la verdad. Y como decía el presidente y CEO de FMI, Leslie Sarasin, “los consumidores pueden soportar la verdad”. Sarasin hacía estas declaraciones precisamente al presentar un informe según el cual 9 de cada 10 consumidores desean ver transparencia sobre los ingredientes, su origen, su forma de producción y incluso de transporte. La transparencia deja de ser una opción para convertirse en un requisito.

9 de cada 10 consumidores desean ver transparencia sobre los productos

La lista de ingredientes, es el segundo factor más importante para los consumidores de UK, por delante del precio. Quizá por ello, tardan una media de 27 segundos en decidir la compra de cada producto.

La tendencia hacia la transparencia también abre oportunidades de generar fidelidad y compromiso con el consumidor, y de nuevos negocios. Según Label Insight, los fabricantes que adoptan una posición de “completa transparencia” logran una fidelidad del 94%. Mientras un reciente estudio de Markets&Markets , estima que el mercado de trazabilidad alimentaria alcanzará los $14.000 millones en 2019. Iniciativas no faltan, y aunque hay múltiples tecnologías involucradas, sin duda, la reina del baile es blockchain.

La tecnología en el restaurante. En búsqueda del oráculo

Tendencias Food Tech facebook_food_delivery_order_app.

La analítica predictiva es la protagonista de la escena. En un mundo cambiante, con modas y tendencias que pasan a la velocidad de la luz y consumidores súper conectados e informados, la anticipación y la capacidad de reacción/adaptación son la clave del éxito. En 2018, oiremos hablar de sistemas para predecir la demanda, cuándo una zona o un tipo de alimento va a ser la última moda, incluso para predecir el riesgo de seguridad alimentaria de un local. Sistemas capaces de combinar las posibilidades de la Inteligencia Artificial, Machine Learning, IoT, y sensores, y…. las redes sociales. Porque la en la capacidad de integrar la información del backoffice con lo que piensan y comparten nuestros clientes estarán las claves de esa predicción.

Bots y voz, de momento en el front office

Si salimos de la trastienda del restaurante, 2018 vendrá marcado por la revolución de los canales alternativos y los sistemas conversacionales. Cuando aún no se ha terminado de consolidar la reserva online, vemos como la reserva o incluso la realización de pedidos podrá realizarse directamente desde las redes sociales. A final de 2017, Facebook anunció que la disponibilidad en todo EEUU de su nueva funcionalidad con la que puedes hacer tu pedido sin salir de La Red Social, y revisar las opiniones de tus amigos sobre el restaurante en cuestión.

Sin olvidar los asistentes personales antes citados. La cadena de restauración Sheetz –con más de 560 locales en EEU, y una facturación de $5.600 millones- acaba de incorporar la opción de realizar pedidos desde Alexa. El máximo exponente de la conveniencia, pedir tu menú sin siquiera tener que levantar el teléfono.

También Startbucks se suma a esta tendencia, con su “My Starbucks Barista”, una funcionalidad (sistema de pedido conversacional) de su app desde la que puedes hacer el pedido de forma oral, y que sea preparado en el local designado por el cliente. Otras enseñas innovadoras como Taco Bell o Domino’s están experimentando con esta tecnología.

El siguiente paso será llevar las ventajas de estas tecnologías de reconocimiento de voz y bots al backoffice. Podemos imaginar a un gerente repasando sus checklists de operaciones, revisando el inventario o haciendo sus pedidos simplemente hablando a su Amazon Echo, y que formularios, cargos, y datos se añadan de forma automática al sistema.

Más proteína, pero limpia o vegetal

El interés, tanto de consumidores como de inversores, por el mundo de las proteínas alternativas mantiene su ritmo. Mas allá del hype mediático, las empresa involucradas avanzan en sus proyectos de I+D y en la comercialización de productos nuevos. El ejemplo es Hampton Creek, que de los productos sin huevo, entra en el mundo de la clean meat, como detallábamos en este reciente reportaje.

Food Tech Tendencias heura techfoodmag

Además, ya podemos confirmar que no es una excentricidad made in USA, sino que ya ha dado el salto a nuestro país. Este mismo mes, la catalana Foods for the Future, ha sido reconocida como startup más innovadora en los CA! Startup Prizes, del Basque Culinary Center. Su producto de proteína de origen vegetal, Heüra, convence incluso a los más carnívoros, y se ha hecho un hueco en las cocinas de El Celler de Can Roca.

Agricultura predictiva: Gestionar la incertidumbre

Uno de los principales factores de riesgo en la agricultura y la ganadería es la incertidumbre: el clima, las plagas, la productividad de las cosechas… Un factor agravado por el cambio climático. La tecnología se orienta a tomar mejores decisiones.

Un agricultor ha de tomar a lo largo de cada cosecha una media de 40 decisiones relacionadas con el cultivo. Decisiones tanto más críticas, cuanto dependen de factores ajenos como el clima. En las últimas décadas, el clima errático, ha incrementado este nivel de incertidumbre. Big Data, Inteligencia Artificial, Machine Learning, IoT y otras tecnologías se convierten en los grandes aliados para luchar contra esta incertidumbre. La capacidad de predecir fenómenos clave en la agricultura y la ganadería y anticipar la toma de decisiones basadas en datos, permite optimizar los recursos hídricos, reducir las cantidades de insumos y fitosanitarios aplicados a los campos, hasta predecir los partos o el mejor momento para inseminar al ganado.

El aumento de la productividad, el ahorro de costes, o el impacto ambiental no son los únicos beneficios. Anticipar el volumen de la producción es una información crítica para la toma de decisiones estratégicas en toda la cadena de valor agroalimentaria. Desde el campo, hasta el supermercado.

Ece2ce es un ejemplo de startup española que está exportando modelos predictivos basados en AI y Big Data para la toma de decisiones, ya no solo en el campo, sino en toda la cadena de suministro.

Los microorganismos son tus amigos

El estudio del bioma y su impacto en nuestra salud da el salto al campo y se convierte en un aliado de primer orden para evaluar e incluso influir en el resultado de lo que cultivamos. El primer proyecto en este campo nace en las tierras vinícolas de Valladolid aunque se está consolidando en EEUU de la mano de Biome Makers. Wineseq, su sistema de secuenciación genética patentado abre la vía a la llamada Enología de Precisión. ¿Pero, será este el único campo en el que se pueda aplicar…? Desde TechFood Magazine, seguiremos su aventura americana con mucha atención.

El campo vuelve a la ciudad… y entra hasta tu cocina

La evolución de los sistemas hidropónicos y aeropónicos, junto con tecnologías como LED, IoT o IA favorecen el desarrollo de cultivos indoor en el entorno urbano. Esta tendencia aumenta la viabilidad y atractivo de los sistemas de cultivo indoor, basados generalmente en sistemas hidropónicos o aeropónicos, con un alto componente de automatización. El uso de AI, visión computerizada o AR ayudan a hacer el Urban Farming más eficiente y sostenible.

Infarm, granjas hidropónicas modulares para cultivar vegetales Food tech

Una de las startups más representativas de esta tendencia Food Tech es la berlinesa Infarm, que ofrece servicios de cultivo de aromáticas y micro verduras en entornos urbanos a través de micro-granjas verticales completamente gestionadas, siguiendo un modelo de ‘cultivo como servicio’.

Dos rondas de €4 y €6 millones son las que han obtenido AgriCool, para industrializar los sistemas de cultivo hidropónico de fresas en contenedores y poder licenciar su sistema. El objetivo, llegar a los 1.000 contenedores instalados en parques de ciudades europeas en los próximos dos años.Sus microgranjas están instalados en 30 supermercados y restaurantes de Berlín. Tras una primera inversión de €4 millones del fondo Cherry Ventures, este mismo mes acaba de recibir una segunda inyección de €25 millones para continuar su I+D y afrontar la expansión en Alemania y Europa.

Razones que impulsan la innovación y la industria Food Tech

Así que, un año más la industria food tech innovación en alimentación seguirá ganando tracción. Y motivos no faltan para sustentar esta idea:

  • El consumidor consciente o mindfull eater. El consumidor está más interesado en su salud y su bienestar… pero también en la forma en que se ha producido lo que come.
  • Busca fórmulas más asequibles para adquirir producto orgánico o de cercanía.
  • Nos gusta cocinar, pero sin sacrificar la conveniencia.
  • Las generaciones jóvenes -millenials, Z- buscan lo auténtico, separarse de lo estándar… y también interactuar en los canales de los que son nativos.
  • Odiamos esperar. El deseo inmediatez de la experiencia digital se traslada al mundo offline.

¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *