Retail | Food Delivery | 7-Sep-15

Comprea pretende alcanzar 2.000 pedidos mensuales con su expansión

Comprea no tiene complejos en designarse la Instacart española, en referencia a la StartUp americana nacida en 2012 y que actualmente factura más de $100 millones y está valorada en más…

Beatriz Romanos

Comprea no tiene complejos en designarse la Instacart española, en referencia a la StartUp americana nacida en 2012 y que actualmente factura más de $100 millones y está valorada en más de $2.000 M. De hecho, el éxito de la compañía americana, cuya gran diferenciación es la entrega en el mismo día, incluso en una hora,  fue la razón por la que quisieron importar el modelo a nuestro país. Sin embargo, ésta no es la primera experiencia emprendedora de este grupo de tres ingenieros y un diseñador.

Comprea-eGrocery-techfoodmagPreviamente han pasado por la gran escuela que es el lanzamiento y ¿fracaso? de dos proyectos (SingIt y Meets), además de la pátina que da el paso por un programa de aceleración, en este caso de Plug and Play. Fue ésta misma quien, convencida de la capacidad del equipo y el valor de la experiencia adquirida, les animó a buscar un nuevo proyecto con un modelo de negocio probado que pudieran hacer triunfar en España.

En esa búsqueda identificaron Instacart como un modelo diferenciador en lo que se refiere al comercio online de alimentos, que ya tenía éxito en USA y que, en su opinión, podría funcionar, tal y como explica a TechFood Magazine su CEO, Javier de la Llave: “Aunque la compra online en EEUU está más extendida, el modelo de Instacart ha funcionado muy bien en grandes urbes como Nueva York, con gran concentración de habitantes y oficinas, y con un  perfil de usuario muy similar al que puede haber en Madrid o Barcelona.” Así pues, decidieron lanzarse al campo de la compra online o e-Grocery, un mercado en plena expansión -14% anual según IBSWorld- y que se espera que alcance los €80.000 millones en 2018 a nivel global, según el estudio elaborado por Syndy. Aunque se trata de una actividad todavía incipiente en nuestro país: la venta de alimentos por Internet no supera los 260 millones de euros, menos del 1% del total.
[pull_quote_left]El mercado e-Grocery, alcanzará €80.000 millones en 2018[/pull_quote_left]Nacidos y formados en Madrid, el programa de aceleración de Plug and Play les hizo trasladarse a Valencia, y allí fue donde, en abril de este año, comenzó la andadura de Comprea. Desde entonces, sus
personal shoppers -que se desplazan a pie, en bici o en coche- han entregado más de 300 pedidos, con un ratio mensual que crece a un ritmo del 45%, hasta alcanzar el centenar en el último mes de agosto. Ahora su objetivo es reproducir el modelo en un mercado con un atractivo mucho mayor.

“Según nuestras estimaciones, Madrid ofrece un potencial de ventas que multiplicaría por 10 al de Valencia. Las primeras semanas de actividad, a pesar de las vacaciones, nos están confirmando que vamos en la buena línea. Actualmente damos servicio en 16 distritos dentro de la M-30, pero la intención de Comprea es ir ampliando el radio de acción.”

La capital es solo
personal shopper el primer paso de su expansión nacional, el siguiente -“en los próximos seis meses”- es Barcelona. “Nuestro objetivo es convertirnos en la referencia del reparto de alimentación a domicilio a nivel nacional, tanto por número de pedidos, unos 2.000 al mes– como por reconocimiento. Además de nuevas ciudades, Comprea ha añadido la posibilidad de la compra a través del ordenador, además de la app móvil. “Nos hemos dado cuenta de que todavía llega una gran parte de los pedidos desde esa plataforma, aproximadamente el 60%. Así que ahora que está disponible esta opción, esperamos que tenga un impacto importante en el incremento de las ventas.”

Comprea ofrece hasta la fecha la posibilidad de hacer una compra personalizada solo en tres establecimientos (Mercadona, Herbolario Navarro y el Mercado Central de Valencia). “Creemos que es importante incluir en nuestra oferta puntos de compra complementarios al del supermercado, como es el mercado tradicional o un comercio con producto ecológico.” En Madrid todavía no han incorporado un mercado tradicional, aunque la labor de prospección continúa. Además, los responsables de Comprea están trabajando para incorporar otras cadenas como El Corte Inglés o Carrefour.

Hasta la fecha, los ingresos se generan a través del markup que aplican a los precios de los productos (generalmente un 3%, 80% del cual recibe el shopper), y una tarifa de transporte de 5-9€ que también comparten con los encargados de la compra. Sin embargo, su objetivo es seguir los pasos de Instacart. “La evolución lógica es pasar a un modelo de comisión al comercio, por ejemplo, negociando descuentos en los precios de un 10%.”

[pull_quote_left]La evolución lógica es pasar a un modelo de comisión al comercio[/pull_quote_left]Y la lógica que aplican en Comprea es el valor que aportan a los establecimientos,  “nos ven como un complemento ideal para ellos ya que se benefician de nuevos clientes y compras adicionales, sin tener que afrontar el reto de la entrega a domicilio, que en muchos casos todavía les supone pérdidas. De hecho, en EEUU los propios supermercados promocionan el servicio con lemas como “Con Instacart te habrías ahorrado toda esta cola”.”  

Pero para llegar a eso necesitan fuerza de negociación, la fuerza que da un volumen suficiente de compradores, pedidos y facturación, “nuestro objetivo es alcanzar los 2.000 pedidos mensuales antes de que termine el año”; y demostrar los beneficios para un mercado que todavía tiene dificultades para rentabilizar los esfuerzos logísticos que requiere la venta online.

BI-same-day-shipping-techfoodmagEn el empeño, los fundadores de Comprea no están solos. Cuentan con tres socios como SoySuper, Plug and Play, y AquaService, que aportan inteligencia de mercado, consultoría de negocio y, en el caso de los dos últimos, además, capital. En total la aventura ha contado con una inversión inicial de 100.000€ aunque para afrontar el citado crecimiento, están preparando ya una ronda de financiación de 400.000€ que esperan cerrar entre septiembre y octubre.

No deberían tenerlo difícil, al menos sobre el papel, ya que el sector de food&grocery delivery es en este momento uno de los más pujantes en lo que a captación de fondos se refiere. Más de 1.000 millones de dólares en 2014 y otros 500 millones largos solo en el primer trimestre de 2015,  según CB Insights.

[pull_quote_left]Nuestro objetivo es convertirnos en la referencia a nivel nacional, con 2.000/mes en 6 meses[/pull_quote_left]El gran reto de la logística, especialmente de la última milla, va encontrando vías alternativas para abaratar los costes y mejorar la flexibilidad y tiempos de entrega. La tecnología móvil es la principal aliada, y no solo para facilitar la compra. La ubicuidad de los dispositivos móviles también permite crear auténticas flotas de repartidores a un coste infinitamente menor que los sistemas de reparto tradicionales, ya que se trata de freelancers a comisión en un modelo similar al de Uber, que asumen los costes del transporte. Gestionar esas flotas, cuando el volumen es grande, es un auténtico desafío si se quiere mantener la calidad y la experiencia de usuario. El lado positivo es que también se convierte en los mejores embajadores de la marca, paseándola por las ciudades entre millones de potenciales clientes. Ese es el espacio que quiere ganar Comprea, el top of mind de los consumidores dispuestos a pagar un poco más -de momento- a cambio de tiempo para otros menesteres. En EEUU, según Business Inside, un porcentaje considerable (entre el 17% y el 25%) de los consumidores de las Generaciones X y Milenials lo tienen claro. ¿Será también así en otros mercados?.


¿Te ha resultado útil?

Comparte esta publicación

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp
Publicidad

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *